La Audiencia da un mes a Fertiberia para depositar 65,9 millones y garantizar la restauración de sus balsas de fosfoyesos

Tensarse. Ésa ha sido la reacción que a buen seguro ha provocado en algunos conocer un auto de la Audiencia Nacional fechado el 30 de octubre. En él se requiere a Fertiberia, para que «con carácter inmediato, y en el plazo máximo de un mes», tras la notificación de la resolución judicial, constituya «garantía mediante aval o seguro de caución por importe de 65,9 millones de euros, hasta la completa ejecución de los trabajos de regeneración ambiental del ‘Proyecto constructivo de clausura de las balsas de fosfoyesos situadas en el término municipal de Huelva».

Los fosfoyesos son los residuos de la actividad de Fertiberia que se apilan desde hace años en balsas cerca del centro de la capital onubense y que han provocado una larga batalla judicial de asociaciones conservacionistas contra la empresa. La Audiencia Nacional ha desestimado el incidente de ejecución promovido por Fertiberia, posicionándose del lado de WWF y de la Asociación Mesa de la Ría. Tras conocer el auto, la primera celebró que se obligue a la química a pagar los 65,9 millones para «restaurar la marisma que contaminó» y la segunda que se haya confirmado que «Fertiberia infló el valor de la fábrica de Puertollano para cubrir» los casi 66 millones.