La Junta creará un centro de control de todos los transportes que operan en Andalucía

La consejera anunció un Plan de Modernización del Transporte Público, que incluye también la implantación de una tarjeta sin contacto

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, sentada en uno de los nuevos autobuses propulsados a gas / Manuel Olmedo
La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, sentada en uno de los nuevos autobuses propulsados a gas / Manuel Olmedo

La consejera anunció un Plan de Modernización del Transporte Público, que incluye también la implantación de una tarjeta sin contacto

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, anunció ayer en una visita a la estación de Plaza de Armas, en el marco de la Semana Europea de Movilidad, que están "trabajando ya en el diseño de un Plan de Modernización del Transporte Público andaluz como alternativa al vehículo privado".Recordó que, en 2018, la red de transportes públicos de Andalucía logró 130 millones de usuarios, por lo que "vamos a seguir avanzando para que esta cifra aumente", agregó.

Esa apuesta por la calidad pasa por el Plan de Modernización del Sistema de Transporte Público, que incluirá medidas de mejora y optimización de los recursos. Entre ellas, está la mejora del autocontrol de la calidad del servicio de los operadores, hacer la flota de autobuses más accesible y menos contaminante o implantar un sistema de billete basado en la tecnología sin contacto, lo que permitirá la unificación de tarjetas y su uso en los diferentes modos de transporte. Asimismo, se pondrá en marcha un sistema de ayuda a la explotación de los autobuses interurbanos y se llevarán a cabo actuaciones como la actualización y modernización de las paradas para que cuenten con dispositivos de información en tiempo real. También se mejorarán las estaciones y se desarrollarán nuevos intercambiadores y plataformas reservadas BUS-VAO para fomentar la intermodalidad.

En general, el plan tiene entre sus líneas más prioritarias la mejora tecnológica de los concesionarios, "implantando un sistema de billete sin contacto", la modernización de las paradas y la creación de un centro de control para "gestionar todos los medios de transporte y conseguir informar en tiempo real a todos los usuarios para que puedan planificar mejor sus viajes".

En Sevilla

El Consorcio acumula 16.834.428 viajes en 2019 (con datos actualizados hasta julio), con un crecimiento del 3,85 por ciento en todos los modos de transporte. Destaca el uso de las líneas de autobuses interurbanos, que han registrado 6.312.731 viajes, con un aumento del 5,93 por ciento hasta julio.

En el conjunto de 2018 se registraron un total de 27,6 millones de viajes con los títulos del Consorcio en los modos integrados. El 75,2 por ciento de los viajes en autobús metropolitano se abonan con la tarjeta de transporte, mientras que ese porcentaje es del 61 por ciento en el Metro de Sevilla. En la actualidad hay 850.000 tarjetas operativas. De estas tarjetas más de 25.000 son títulos nominativos para familias numerosas