La Virgen del Rocío ya espera una nueva romería

Se celebrará del 8 al 10 de junio. El 19 de agosto la Blanca Paloma volverá a salir para dirigirse a Almonte, tal y como ocurre cada siete años

La Virgen del Rocío entronizada en su paso / Foto: Hdad. matriz de Almonte
La Virgen del Rocío entronizada en su paso / Foto: Hdad. matriz de Almonte

Se celebrará del 8 al 10 de junio. El 19 de agosto la Blanca Paloma volverá a salir para dirigirse a Almonte, tal y como ocurre cada siete años

La Virgen del Rocío ya está entronizada en su paso a la espera de una nueva romería, que se celebrará del 8 al 10 de junio. Días antes, las diferentes hermandades filiales se pondrán en camino para encontrarse con la Blanca Paloma en una de las manifestaciones de religiosidad popular más multitudinarias de España. La Virgen luce un nuevo traje completo, realizado en el taller de bordados del jerezano Fernando Calderón. El Pastorcito viste a juego. Tanto el traje como el manto han sido donados por el propio bordador y por la ciudad de Jerez de la Frontera. Las flores que la adornan, de talco esmaltado, han sido realizadas por José Manuel Vega. Son amarilis, calas, iris-lirios, amapolas y flores de la jara. Igualmente, estrena una corona realizada en el taller de los Hermanos Delgado, con donaciones de devotos de las hermandades y asociaciones rocieras. El Niño estrena también una presea, donada por la hermandad matriz, en representación del pueblo de Almonte.

Este año se conmemora el centenario de la coronación canónica de la Virgen del Rocío, concretamente el 8 de junio. Pero éste no es el único acontecimiento rociero destacado. El 19 de agosto la Blanca Paloma volverá a salir de su santuario para dirigirse a su pueblo, la llamada “venida a Almonte”. Se trata de una tradición que se efectúa cada siete años. La imagen permanecerá en Almonte, en la parroquia de la Asunción, durante nueve meses, justo dos semanas antes de la romería de 2020. Las calles del municipio se engalanarán para recibir a la Virgen y frente la parroquia se levantará una catedral efímera, que contará con una estructura arquitectónica de una altura de 23 metros y será realizada por primera vez a través de una aleación de aluminio y titanio blanco. La empresa Gmetal se encargará de los trabajos.