«Leer es un planazo», nuevos formatos para fomentar la literatura en los jóvenes

La Universidad Internacional de Valencia y la Fundación Lara entregan hoy en la Feria del Libro de Sevilla los premios de la primera edición del concurso «Enseñamos a leer»

El ganador del concurso «Enseñamos a leer», en una tertulia literaria con sus alumnos / Foto: La Razón
El ganador del concurso «Enseñamos a leer», en una tertulia literaria con sus alumnos / Foto: La Razón

La Universidad Internacional de Valencia y la Fundación Lara entregan hoy en la Feria del Libro de Sevilla los premios de la primera edición del concurso «Enseñamos a leer»

Con el objetivo de «contribuir a la divulgación, fomento, desarrollo, investigación y protección del hábito de la lectura», tal y como se recoge en el Plan Nacional de Fomento de la Lectura, la Universidad Internacional de Valencia y la Fundación Lara han organizado el certamen «Enseñamos a leer», reconociendo a tres profesores andaluces que han destacado por la elaboración de un proyecto para incentivar este hábito en las aulas. Hoy se entregan los galardones en el marco de la Feria del Libro de Sevilla. El primer premio ha recaído sobre Pedro Ramón Torregosa, docente de matemáticas, de segundo a cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), en el IES Gregorio Salvador de Cúllar, en Granada. Con «Leer es un planazo», título de la iniciativa, este docente explora soportes no tradicionales para inculcar el hábito lector entre los alumnos. «Siempre me ha gustado mucho leer y dirijo actividades relacionadas con la potenciación de la lectura», asegura, además de subrayar que «para que un alumno lea hay que acercarse a él con formatos que consume». De hecho, en su proyecto tienen cabida desde el podcast hasta los videojuegos. «Los alumnos pueden descargarse un capítulo en concreto y escucharlo cuando quieran. También montamos tertulias y concursos de escritura sobre cualquier temática».

¿Los jóvenes leen lo suficiente? Torregosa asegura que «lo suficiente no se alcanza jamás» y va más allá: «Siendo de ciencias, no sabría fijar qué es lo suficiente». De hecho, señala que «todos los años no consigues que lean lo mismo, depende mucho de la generación y de la educación en el hogar».

En «Leer es un planazo» este docente aborda otras cuestiones como la igualdad de género, puesto que entiende que el fomento de la lectura es una cuestión transversal. El año pasado, por ejemplo, propuso la lectura de «Arrugas», un cómic que trata sobre el Alzheimer, y también «Píldoras azules», sobre el sida. Además, destaca el hecho de que todos los libros de la biblioteca del centro tienen un código QR con una encuesta, de manera que los alumnos pueden acceder a comentarios de otros estudiantes que ya han leído ese libro. «Yo puedo decir que un libro es bueno, pero entre ellos y yo hay una diferencia de 20 años». Torregosa valora positivamente que estos concursos estén abiertos «a cualquier miembro de la comunidad educativa» y desmiente el tabú sobre que los docentes de lengua son solo los que incentivan a leer. «Que se divulguen estos trabajos es bueno, ya que conoces otros métodos».