Más de 200.000 pacientes de Salud Mental atendidos en la comunidad andaluza

Uno de cada dos casos procede de las provincias de Sevilla y Málaga y el trastorno más repetido fue la ansiedad, seguido del afectivo, patologías múltiples y la esquizofrenia, según los datos de la Consejería

Un total de 201.092 personas fueron atendidas en Andalucía en las unidades de gestión clínica en 2016
Un total de 201.092 personas fueron atendidas en Andalucía en las unidades de gestión clínica en 2016

La comunidad cuenta con más de 200.000 pacientes de Salud Mental. En concreto, 201.092 personas fueron atendidas en Andalucía en las unidades de gestión clínica por grupo diagnóstico, en 2016, según la respuesta parlamentaria de la consejera de Salud, Marina Álvarez, a la diputada de Ciudadanos Isabel Albás, consultada por LA RAZÓN. En abril del pasado año, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para destacar la apuesta por tratamientos para la inserción e inclusión social en Andalucía, cifró en 88.000 las personas que tienen diagnosticada una enfermedad mental grave en la comunidad, y recordó que desde los años 90 Andalucía está «libre de manicomios». En concreto, el último dato publicado apuntaba que en Andalucía hay 572.268 personas reconocidas por los Centros de Valoración y Orientación de Andalucía con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, de las cuales 87.792 tienen diagnóstico de enfermedad mental.

La mayoría de los casos –52.430–atendidos, según la consejera, fueron trastornos de ansiedad. De un total de 43.534 pacientes no consta diagnóstico. A algo más de 33.300 personas le diagnosticaron un trastorno afectivo. Casi 23.700 personas presentaron múltiples diagnósticos. El otro gran grupo de tratamiento es el de trastorno esquizofrénico, con 18.082 casos.

Por provincias, destaca Sevilla, con casi 50.090 casos. Le sigue Málaga (casi 41.420); Cádiz (30.365); Granada (21.165 pacientes); Córdoba (19.828); Jaén (16.165); Almería (15.854); y Huelva (5.420 casos). Casi uno de cada 4 pacientes de Salud Mental se encuentra en Sevilla. Casi uno de cada dos es de Sevilla o Málaga.

«La atención sanitaria de las personas que padecen enfermedades mentales, junto a otras cuestiones que igualmente conforman la problemática que rodea a estos pacientes y sus familias, siempre recibe un tratamiento diferenciado» en el Informe Anual del Defensor del Pueblo Andaluz. Las quejas que llegan al Defensor se refieren en muchos casos a «los medios» con los que cuenta «el sistema para dar respuesta a esta necesidad asistencial». En el último informe, la queja 17/4113 «pone de manifiesto el deterioro del programa de atención domiciliaria de Faisem en Sevilla, con disminución constante del número de plazas del mismo». También el año pasado el Defensor del Pueblo inició de oficio la queja 16/5473 «en relación con el programa de tratamiento asertivo comunitario». Igualmente para el hospital de Ronda «se pide un hospital de día de salud mental». Otras reivindicaciones de esta naturaleza (unidad de salud mental comunitaria para centro de salud de Torremolinos y centros específicos para el tratamiento integral de la patología dual) «no han sido admitidas a trámite». El informe del Defensor explica que «la pretensión que fundamentalmente anima a los interesados en las quejas que se nos presentan sobre esta materia, en su mayoría familiares de enfermos mentales, es la de que puedan acceder a algún tipo de recurso a fin de que “sean tratados adecuadamente”». «Unas veces es el temor ante el grave riesgo para la vida de estos enfermos, y otras, la problemática para la convivencia en el ámbito familiar, sobre todo por imposibilidad de contención cuando los familiares son ancianos, o están afectados por discapacidad, lo que se argumenta para justificar esta petición», señala. La mayoría de las veces se trata de pacientes cuya patología «no experimenta avances significativos, que reniegan del tratamiento o no presentan adherencia al mismo, que además padecen también abuso de sustancias, y que pueden desarrollar conductas disruptivas».