MENÚ
jueves 22 agosto 2019
12:50
Actualizado

Rebaja de impuestos en diferido contra el "infierno fiscal"

La Junta reduce el tramo autonómico del IRPF con un impacto de 149 millones en 2023

  • Bendodo y Bravo / Foto: La Razón
    Bendodo y Bravo / Foto: La Razón /

Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

09 de abril de 2019. 18:07h

Comentada
M. G. Q./ R.A.  Sevilla. 9/4/2019

ETIQUETAS

"La merma de ingresos se recuperará siendo más eficientes en la gestión de los recursos públicos e incrementando la recaudación atrayendo inversión. Gente que pasa de necesitar una ayuda a ser contribuyente", señaló el consejero de Hacienda, Juan Bravo. El portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, apuntó que "este jueves" comienza "una revolución fiscal" en Andalucía, con la bonificación al 99% del impuesto de sucesiones y donaciones. Además, se anuncia una rebaja del IRPF en diferido.

La Junta defendió que las medidas anunciadas vienen a dar cumplimiento al acuerdo de Gobierno de PP y Cs, que contaba con 100 días de plazo. El impacto de estas rebajas fiscales será de 10,7 millones de euros en 2019: 14,7 en el Sucesiones y Donaciones; cero en el IRPF; 3 en Transmisiones, familias numerosas: tres en actos jurídicos por la renucnia a la exención del IVA, 9; y por las hipotecas calculan que se ingresarán 16 millones más.

El Gobierno andaluz ha aprobado hoy una rebaja progresiva hasta el año 2023 del tramo autonómico del impuesto de la renta de las personas físicas para equiparar la cuota autonómica a la estatal en el IRPF, que supondrá la "devolución al bolsillo" de los contribuyentes de 149 millones. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha informado de que la reforma fiscal también contempla la bonificación al 99 % del impuesto de sucesiones y donaciones y la rebaja del impuesto de transmisiones patrimoniales para familias numerosas y el de actos jurídicos documentados, cuyo coste total presupuestario para 2019 será de 10,7 millones. Ha explicado que la rebaja de ingresos fiscales se compensará con una mayor recaudación, que no han cuantificado aunque confían en que se produzca por la experiencia en España cuando se han bajado impuestos, y también con una mayor eficiencia en la gestión de los recursos públicos. El consejero ha insistido en que es necesario probar una fórmula distinta de gestión de los recursos públicos porque "no ha funcionado bien" la que han aplicado durante 37 años los gobiernos socialistas, ya que no ha sacado a la comunidad de la cola en los indicadores de PIB per capita y de desempleo, entre otros

Últimas noticias