Tres detenidos a prisión y siete menores investigados por los incidentes en Sevilla

Analizan si la actitud de estos menores pudo provocar problemas añadidos a los ya creados

Nazarenos de La Esperanza de Triana visiblemente afectados tras sufrir una estampida durante su recorrido
Nazarenos de La Esperanza de Triana visiblemente afectados tras sufrir una estampida durante su recorrido

El juez ha declarado prisión para tres de los detenidos por los disturbios en la 'Madrugá' de Sevilla. Asimismo, siete menores están siendo investigados por su participación indirecta en los disturbios.

El juez ha declarado prisión para tres de los detenidos por los disturbios en la 'Madrugá' de Sevilla por delitos de desórdenes públicos al portar barras metálicas, han informado fuentes de la Fiscalía de Sevilla.

Otros cuatro detenidos no han declarado todavía, mientras también fue detenido un ciudadano senegalés, que fue puesto esta tarde en libertad con cargos acusado de un delito contra los sentimientos religiosos al proferir la frase de 'Alá es grande"al paso de la Virgen de la Hermandad de la Macarena.

Al parecer este ciudadano se encontraba ebrio, según las mismas fuentes.

Ocho personas en total fueron detenidas la pasada madrugada en Sevilla cuando se desarrollaba la popular 'Madrugá', que congrega a miles de personas en las calles para contemplar la procesiones de las hermandades de La Macarena, El gran Poder, Los Gitanos y la Esperanza de Triana, entre otras

Por otra parte, siete menores vecinos de Sevilla, cuyos datos no se han hecho públicos, están siendo investigados por las fuerzas del orden por su participación indirecta en los disturbios de la pasada "Madrugá"en Sevilla, concretamente en la avenida de la Constitución, si bien no han sido detenidos.

Fuentes de la investigación han indicado que los jóvenes se encontraban en la zona de la ciudad cuando se produjo una de las avalanchas de público y se habrían mofado de las personas que corrían por las calles huyendo de los que habían provocado los disturbios.

Los investigadores intentan dilucidar si la actitud de estos menores pudo provocar problemas añadidos a los ya creados en las calles de la ciudad entre las 3:30 y las 6:10 de la pasada madrugada durante el paso de las hermandades.