Susana Díaz: “Los andaluces han hecho una moción de censura al ‘trifachito’”

Subraya que el PSOE-A ha cumplido el vaticinio de alcanzar el millón y medio de votos

Susana Díaz en la sede de San Vicente / Foto: Ke-Imagen

Subraya que el PSOE-A ha cumplido el vaticinio de alcanzar el millón y medio de votos

“Sabíamos que los andaluces con su voto iban a hacerle una moción de censura en las urnas al trifachito que en estos momentos gobierna”. Susana Díaz, mujer de símbolos con su atuendo, mudó la chaqueta amarilla con la que entró en la sede del PSOE por una chupa de cuero verde Andalucía y compareció rodeada de sus más fieles. A la derecha, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el secretario de organización, Juan Cornejo; a la izquierda, la histórica Micaela Navarro y su íntima Virginia Pérez, secretaria general del partido en Sevilla. La lectura de Díaz de la inapelable victoria fue, sobre todo, en clave personal. Ni en los momentos de gloria abandona su enfrentamiento con el presidente del Gobierno y líder de su partido, Pedro Sánchez. “Hemos ganado con rotundidad las elecciones en Andalucía y en España –dijo eufórica-. Gana la izquierda con mucha claridad y vence a la involución democrática y a la derecha”. Díaz fue la última en bajar por las escaleras hasta el patio central de la sede de San Vicente, envuelta en una sintonía atronadora. Tras recordar que han cumplido el vaticinio de alcanzar el millón y medio de votos –los han superado, con 1,58 millones de apoyos con el 99,6% escrutado–, celebró que los socialistas han sido la primera fuerza en las ocho provincias. Comentó que había llamado a Sánchez para felicitarlo y llamó a los suyos a continuar con el ritmo hasta las elecciones municipales del próximo mayo. “Aquí no se relaja nadie y las máquinas ponen rumbo al 26M porque queremos ganar de nuevo en todas las provincias”.

Desde primeras horas de la tarde, las sonrisas de los dirigentes socialistas que iban llegando a la sede andaluza del partido auguraban unos resultados positivos, pero el más elocuente fue el ex vicepresidente de la Junta Manuel Jiménez Barrios, cuyo semblante no dejaba lugar a dudas sobre lo que finalmente ocurrió. Al borde de las siete de la tarde hizo su aparición Susana Díaz. Arriba ya la esperaba su secretario de Organización, Juan Cornejo, y poco después llegaron los ex consejeros Miguel Ángel Vázquez y José Fiscal. Hasta que se conocieron los primeros resultados todo era calma en el número 37 de la calle San Vicente. Conforme avanzaba la tarde fueron llegando otros dirigentes del PSOE, como la secretaria general de Sevilla, Virginia Pérez, el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, o el “número 3” del partido en Andalucía, Antonio Pradas.

En Andalucía, el PSOE ha sido el gran triunfador con 24 escaños, cuatro más que en las últimas generales. Pero su mayor victoria es haber duplicado de largo a la segunda fuerza, Cs, y al PP, con 11 escaños cada uno. Los populares han sufrido una caída libre hasta los 700.000 votos, la mitad de los cosechados en las elecciones de 2016, con veinte mil votos menos que los naranjas. La participación fue histórica puesto que un 73,31% del censo cumplió con su obligación de acudir a las urnas.