Política

Andalucía

Un estudio pionero de biomecánica aplicado a menores evita lesiones a corto y largo plazo

El Hospital Victoria Eugenia desarrolla un método basado en un algoritmo de la pisada con resultados en más del 90% de los pacientes

Manuel Pereira, podólogo, fisioterapeuta y osteópata, es el creador del pionero método «Biomecánica Funcional Global» / Foto: La Razón
Manuel Pereira, podólogo, fisioterapeuta y osteópata, es el creador del pionero método «Biomecánica Funcional Global» / Foto: La Razón larazon

El Hospital Victoria Eugenia desarrolla un método basado en un algoritmo de la pisada con resultados en más del 90% de los pacientes

El Hospital Victoria Eugenia de Sevilla ha creado un método capaz de detectar en personas las posibles lesiones que sufrirán a corto, medio y largo plazo. A partir del estudio de la pisada de más de 160.000 individuos, el equipo que lidera Manuel Pereira ha desarrollado un algoritmo que determina con precisión las zonas del cuerpo que tienen más riesgo de sufrir dolencias. Más del 90 por ciento de los niños en edades comprendidas entre los 4 y los 16 años que han sido tratados con este método pionero no han desarrollado ningún tipo de enfermedad asociada al desarrollo.

«En el esqueleto hay 206 huesos y una cuarta parte de ellos está en los pies. En función de cómo se muevan esos 52 huesos lo hace el resto». Pereira, responsable del Área de Biomecánica del Hospital Victoria Eugenia y director de los centros Clínica Global, equipara el movimiento del cuerpo humano al engranaje de un reloj suizo, de forma que el desplazamiento de los pies incide en los 154 huesos restantes a nivel muscular, articular y nervioso. No podemos mover un pie sin que lo hagan la rodilla o la cadera. Y si se desplaza la cadera, lo hace la espalda. «La biomecánica actual permite medir esos micromovimientos que hasta ahora no estaban desarrollados. Un sistema 3D detecta micras de movimiento que a corto, medio y largo plazo determinan lesiones», explica. En los menores se pueden dar desplazamientos de hasta un centímetro y medio, «una barbaridad» porque en biomecánica «un milímetro es mucho».

Inclusión en el SAS

Lo que empezó como un método enfocado a deportistas de alto nivel, se ha convertido en un ambicioso proyecto que tiene como reto su aplicación en toda la población infantil. «Si actúas en los niños, además de corregir, previenes lesiones. La intención es que el día de mañana todo el mundo se haga un estudio biomecánico antes de los doce años, de igual forma que ahora vamos al dentista», continúa.

Lo llamativo es que el coste de un estudio completo son solo 50 euros. La idea final, en cualquier caso, es que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) lo incluya entre sus servicios de «prevención». Para la administración supondría un «ahorro» a largo plazo «en hernias, artrosis, bajas laborales...». «El margen de error es muy escaso», explica Pereira, que en su currículum acumula las especialidades de podólogo, fisioterapeuta y osteópata. La mayoría de los estudios biomecánicos parten de la podología, una rama de la medicina que tiene por objeto el estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y alteraciones que afectan el pie. «El concepto de Biomecánica Funcional Global que nosotros desarrollamos parte precisamente de la función clave del podólogo en la detección de cualquier anomalía, dentro de un sistema multidisciplinar que ayuda a relacionar patologías y definir patrones para en último lugar corregir y prevenir lesiones. Ahí es donde reside la originalidad del proyecto».

Hasta afonías y faringitis

«Hemos validado que el pie incide no sólo en las rodillas, sino en las caderas, la espalda a nivel lumbar, dorsal y cervical... A todos los niveles». Una de las cuestiones más llamativas del estudio es la variedad de alteraciones que puede corregir. Hay incluso afonías o faringitis de repetición que pueden tener su origen en una malposición de los pies. «Si hay una pisada alterada, al adelantar el centro de gravedad la cabeza se adelanta también y hay un sobreestiramiento de la musculatura orofaringe, la que envuelve las cuerdas vocales y al cuello; al estirarse en demasía sucede igual que con otros músculos del cuerpo, que se acaba lesionando. Hay ocasiones que en vez de abordar el tema desde el punto de vista del logopeda o el foniatra, corrigiendo la postura de los pies se puede corregir también eso». Entre otras posibles alteraciones se encuentran dolores a nivel cervical, en rodillas e incluso alteraciones digestivas.

El tratamiento se basa en utilizar plantillas a medida, alejadas de los conceptos actuales, mediante el empleo de análisis 3D y en readaptaciones funcionales personalizadas en base al perfil que presente el paciente.

Personas a las que les cuesta estar sobre sus dos pies y necesitan apoyar más peso en una pierna o moverse para evitar que les duela la espalda, es un claro indicativo de una alteración biomecánica que podría ser fácilmente corregible.

De Sevilla al resto del mundo, en meses

Este método, denominado «Biomecánica Funcional Global», ya ha sido validado por la Universidad de Sevilla y pronto tendrá un reconocimiento internacional. Manuel Pereira ha sido uno de los tres especialistas españoles invitados al Congreso Internacional de Biomecánica que se celebrará en el mes de febrero de 2019 en Alicante. Nunca antes un andaluz había participado en un evento de estas características. «En Andalucía también somos pioneros, aunque aquí lo realmente importante es que ayude a los pacientes. Todo es vocacional cien por cien», termina Pereira. Su trabajo, por tanto, se extenderá por el resto del mundo.

l;f.parentNode.insertBefore(j,f); })(window,document,'script','dataLayer','GTM-WXG4TPG');