Actualidad

Un "símbolo de todos"menospreciado por Vox

Por primera vez, un grupo parlamentario se ausenta del homenaje a Blas Infante cuyo legado reivindica el presidente de la Junta para "seguir alzando la voz"contra todo "menoscabo"a Andalucía y reclamar una financiación justa "independientemente de quien gobierne"

Por primera vez, un grupo parlamentario se ausenta del homenaje a Blas Infante cuyo legado reivindica el presidente de la Junta para "seguir alzando la voz"contra todo "menoscabo"a Andalucía y reclamar una financiación justa "independientemente de quien gobierne"

Publicidad

Aunque el legado de Blas Infante no ha estado exento de intentos de patrimonialización por la izquierda criticados desde la derecha, unos y otros han reivindicado siempre la figura de quien el Estatuto de Autonomía reconoce como "padre de la patria andaluza"y cuyo nieto, Javier Delmás Infante, defendió que su voz y su programa "no fue un simple instrumento de un partido". Por primera vez, una fuerza política con representación en el Parlamento andaluz se ha ausentado del homenaje que la Cámara celebra cada año el día de su nacimiento. Para Vox "no es una fecha importante"y hay otras "muchas e importantes efémerides que hicieron de Andalucía un emporio de riqueza"para celebrar.

El gesto fue calificado de "error"y sin sentido por el portavoz del PP, José Antonio Nieto, y de "no correcto"por el de Cs, Sergio Romero, quienes defendieron que Blas Infante es "un símbolo de todos"cuyo "trabajo por nuestra tierra"es justo reconocer "sin compleo ninguno". Mientras, en su discurso en el homenaje, la líder socialista Susana Díaz, reivindicó el legado de sus ideas que le costaron la vida y que desembocaron hace casi 40 años en un Estatuto de Autonomía que "es el principal cinturón de seguridad en un momento donde hay nubarrones y Andalucía cuenta por primera vez en esta Cámara con una fuerza de ultraderecha que no cree en nuestro autogobierno".

Pero pese al protagonismo buscado por los de Abascal con su ausencia, alegando que las ideas de Blas Infante son utilizadas "desde el PSOE/PP a formaciones filoislámicas u organizaciones sececionistas laicas y de izquierdas"para ofrecer "una visión parcial e instrumentalizada de la historia de Andalucía de una ideología basada en el agravio comparativo", junto al padre de la patria andaluza hubo otro triste protagonista de la jornada. La noticia del fallecimiento del senador por la comunidad y durante dos décadas parlamentario socialista José Muñoz, ensombreció el acto. Todos los partidos mostraron sus condolencias a la "familia socialista", que Díaz y la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, agradecieron visiblemente afectadas por la pérdida de "un hombre bueno"y "no un compañero cualquiera"para el que el trabajo por Andalucía "era su vida". El acto comenzó con un minuto de silencio en memoria del también secretario de Organización de los socialistas sevillanos.

En sus discursos, antes de la ofrenda floral de partidos e instituciones al busto de Blas Infante que preside el patio central del Parlamento, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, reivindicó su importancia porque "despertó la conciencia de ser andaluz y de lo que eso significa y lo que es más importante, nos infundió el entusiasmo de serlo y nos dio la herramienta de mirar al futuro". Parafraseando su idea de que "un pueblo no se improvisa, es la estatua que más se tarda en modelar", Moreno, el primer presidente no socialista en Andalucía, señaló que "la batalla de la historia ya la teníamos ganada"con una tradición "trimilenaria"marcado por la "mezcla de culturas, ideas y talentos"que componen una "estatua preciosa"que ahora toca "poner a andar con la virtud de la memoria pero sin el vicio de la nostalgia".

Publicidad

En su estreno en este acto como presidente, reivindicó un "andalucismo reponsable que trascienda los tópicos y el chovinismo"y recordó que Blas Infante "a fuerza de ser un gran andaluz fue un gran español". Instó a que la comunidad "tiene que seguir alzando su voz de manera serena pero clara y nítida", una voz que se comprometió a defender para reivindicar al Gobierno central el modelo de financiación autonómica acordado por el Parlamento en la pasada legislatura de forma "casi unánime"(su ahora socio de gobierno, Cs, no lo apoyó) y exigir los 4.000 millones extra para saldar la infrafinanciación de Andalucía "independientemente de quien gobierne".

Precisamente, Moreno coincidió en esta reivindicación con la portavoz de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, que incidió en la necesidad de reclamar "hoy más que nunca más autogobierno"y "más política para alcanzar el lugar que nos merecemos, sobre todo con una financiación justa". Por su parte, tanto Cs como el PP incidieron en destacar el andalucismo no excluyente que defendió Blas Infante en un momento de "riesgo"para la "unidad de España".

Publicidad

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, presentó a Blas Infante como una suerte de Martin Luther King andaluz que, como el reverendo americano defensor de los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos, también "tenía un sueño"que a su juicio "se ha cumplido"con la "increíble evolución de Andalucía"donde aunque "aún hay mucho que trabajar"ya no es la "tierra de jornaleros paseando el hambre que vivió Blas Infante"y que le llevó a trabajar por los más desfavorecidos pese a su posición privilegiada.

Por ello Bosquet defendió que "es de justicia recoinocer a quienes dedicaron su vida a hacerlo posible". Aunque para Vox, no sea tan "importante"su legado como la Toma de Granada por los Reyes Católicos, que reivindican como el Día de Andalucía en vez del 28F.

Al acto asistieron entre otros el que fue primer presidente autonómico, Rafael Escuredo, los ex presidentes del Parlamento Manuel Gracia y Juan Pablo Durán, los presidentes de la Cámara de Cuentas y del Consejo Consultivo Antonio López y Juan Cano Bueso respectivamente, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el presidente de la Diputación provincial, Fernando Rodríguez Villabos. Además de todos los grupos excepto Vox, la Junta y el Parlamento, el Ayuntamiento y la Diputación también realizaron ofrendas florales el Defensor del Puebl o el sindicato USO.

El Gobierno estuvo representado, además de por el presidente (el vicepresidente Juan Marín estaba en un acto en Sanlúcar), por los consejeros de Presidencia, Economía, Empleo, Salud, Cultura e Igualdad. La Banda municipal de Coria del Río cerró el acto interpretando el Himno de Andalucía, cuya letra recitaron en voz baja algunos representantes políticos, entre ellos el líder del Ejecutivo y la presidenta de la Cámara.