A la tercera fue la vencida y el salmantino Javier Martín logra el Premio «Cirilo» de Periodismo

El delegado de Efe en el norte de África llama a impulsar el periodismo de calidad «para avanzar como Democracia»

Foto de familia del ganador Javier Martín y  las finalistas Natalia Sancha y Ana Alba, con el presidente del jurado Miguel Ángel Rodríguez y el periodista Aurelio Martín
Foto de familia del ganador Javier Martín y las finalistas Natalia Sancha y Ana Alba, con el presidente del jurado Miguel Ángel Rodríguez y el periodista Aurelio Martín

Como reza el sabio refranero popular, a la tercera fue la vencida, y después de estar nominado en otras dos ocasiones, el periodista salmantino Javier Martín, delegado de la Agencia Efe en el norte de África, con sede en Túnez, se alzaba ayer, por fin, con el prestigioso Premio «Cirilo Rodríguez» de Periodismo. Un codiciado galardón que reconoce el trabajo y el amor a la profesión de los corresponsales extranjeros, quienes muchos de ellos se juegan la vida cada día para contar lo que ocurre.

Martín se hacía con este premio después de una reñida votación, en la que peleaba con otros dos grandes periodistas, como la corresponsal de El País en Líbano y Siria, Natalia Sancha, que ya había optado también a este galardón, y la enviada de El Periódico de Catalunya en Jerusalén, Ana Alba, que se estrenaba como nominada. Los tres, como curiosidad trabajan en Oriente Medio.

Lo destacaba el propio presidente del jurado y de la Asociación de la Prensa de Segovia, Miguel Ángel López, quien aseguraba que el «Cirilo» es el premio más prestigioso para los periodistas que han elegido libremente ejercer el periodismo en otro país y en un momento donde el gremio está amenazado por la precarización, las «fake news» y peligro de las redes sociales.

Tanto Natalia Sancha como Ana Alba coincidían en la precariedad a la hora de desempeñar su trabajo así como en el amor que sienten hacia esta profesión, y ponían en valor el compromiso de los corresponsables. Mientras que Javier Martín, por su parte, defendía también trabajo del periodista de agencias, que se siente muy valorado por los compañeros de profesión, decía, porque saben que detrás de una noticia elaborada por ellos «hay información veraz y fuentes contrastadas». Asimismo, llamaba a impulsar el periodismo de calidad «para avanzar como democracia», así como para plantar cara a las nuevas tecnologías «que nos han pasado como un bólido». También aseguraba que el periodismo internacional «es una base fundamental», y se mostraba apenado porque en la era de Internet «se conozca peor el mundo que antes».

La gala se celebraba en el Parador de Segovia, con la presencia de muchos periodistas y numerosas personalidades del mundo de la política regional y local, como la delegada del Gobierno, Mercedes Martín; el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez; o la alcaldesa en funciones, Clara Luquero.

Testigo de las caídas de Gadafi y Huseim

Javier Martín ha cubierto para la agencia Efe todas las guerras en Oriente Medio en los últimos veinte años. Fue corresponsal en Irak, Líbano, Libia, Siria y Gaza y ha sido testigo directo de las caídas de Muamar Gadafi y Sadam Huseim así como del terremoto de Muzaffarad en Pakistán en el que murieron más de 80.000 personas. También está especializado en chiismo y es autor de cinco libros sobre esta rama del islam. Asimismo, entre sus coberturas periodísticas, además de las guerras en Oriente Medio, Martín vivió tres semanas en el «Aquarius», donde pudo vivir desde dentro el drama de la emigración, y fue, además, el periodista que destapó a nivel mundial en Túnez un cementerio de soldados republicanos españoles, en el patio de una casa en al ciudad de Kassarine.