Antonio Silván reclama a Adif «la máxima rapidez» para terminar la estación de Feve

El alcalde de León pide también la apertura de la nueva vía entre Ramón y Cajal y Padre Isla

El alcalde de León, Antonio Silván, firma el acuerdo con Adif por el que se pide  la integración ferroviaria
El alcalde de León, Antonio Silván, firma el acuerdo con Adif por el que se pide la integración ferroviaria

El alcalde de León, Antonio Silván, reclamó al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) la «máxima rapidez y diligencia» para finalizar toda la tramitación administrativa y las acciones de acondicionamiento de las obras de la estación de Feve, así como la apertura de todo el eje ferroviario.

Así se manifestó tras la firma del acuerdo con la entidad para la urbanización del entorno de la citada estación. «Es un objetivo compartido poner en valor todos los espacios públicos de este entorno y la apertura de la nueva vía entre Ramón y Cajal y Padre Isla que transcurre paralela a la calle Renueva», señaló el regidor, quien explicó que se dará continuidad a la calle Bilbao.

El convenio tiene como objeto completar las actuaciones de integración ferroviaria y las determinaciones del planeamiento urbanístico que permitan acometer en el menor plazo posible las obras de urbanización en el entorno de la estación de Matallana. Con este convenio se pondrán en valor las instalaciones en desuso existentes en el recinto, como el depósito de máquinas, el antiguo almacén o el muelle cubierto, entre otros.

En este sentido, el acuerdo tiene como principal fin la apertura al uso público de los espacios libres y equipamientos, por lo que la superficie sobre la que se actuará es de más de 28.700 metros cuadrados.

Adif realizará las obras para completar la integración y que sean compatibles con la edificación de esos terrenos. Asimismo, llevará a cabo las labores propias de acondicionamiento -limpieza y ajardinamiento- sobre aquellos solares patrimoniales de su titularidad.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias procederá a regularizar la ocupación de las zonas ya urbanizadas sobre las que actualmente se asienta el denominado «Parque del tiempo» y el «Viario de uso exclusivamente peatonal» que transcurre de forma paralela a la traza del tren.