Burgos apuesta por que el Concurso de Órgano Francisco Salinas sea internacional

La capital acoge los días 8 y 9 de junio la final del primer certamen nacional al que aspiran cuatro organistas

El presidente del Cabildo Metropolitano, Pablo González; la directora de la Fundación VIII Centenario, Piluca Gil; la concejal Carolina Blasco; y el músico Diego Crespo
El presidente del Cabildo Metropolitano, Pablo González; la directora de la Fundación VIII Centenario, Piluca Gil; la concejal Carolina Blasco; y el músico Diego Crespo

Con motivo de los 800 años de historia de la Catedral de Burgos, que la seo burgalesa cumplirá en 2021, la capital del Arlanzón está organizando numerosas actividades culturales para ir abriendo boca y celebrar como se merece esta efeméride. Y una de estas iniciativas es el Concurso Nacional de Órgano «Francisco Salinas-VIII Centenario de la Catedral», cuya final se disputará los días 8 y 9 de junio con cuatro organistas aspirantes: dos castellanos y leoneses, la leonesa Sara Johnson y el burgalés Javier Moral; y dos catalanes, Berenguez Monserrat y Pol Álvarez.

Si bien, según anunciaba ayer durante la presentación del mismo la portavoz en funciones del Ayuntamiento, Carolina Blasco, el objetivo es consolidar este concurso y en unos pocos años conseguir que sea de carácter internacional y puedan venir a Burgos los mejores organistas del mundo.

La final se celebrará los días 8 y 9 de junio y constará de dos pruebas, que no serán eliminatorias. Así, la primera prueba (día 8) consistirá en la interpretación de una obra de Antonio de Cabezón y una o dos obras de música ibérica de los siglos XVI al XVIII, informa Ical.

La duración máxima de esta prueba será de 20 minutos. Esta prueba se realizará en el órgano barroco de la Capilla de San Enrique de la Catedral de Burgos. Se ha escogido este instrumento porque de todos los que alberga la Catedral, éste es el más idóneo por su conservación y singularidad. La segunda prueba (9 de junio) consistirá en la interpretación de dos obras del repertorio europeo para órgano de los siglos XIX al XXI. El tiempo máximo de duración de esta prueba será de 35 minutos. Se realizará en el órgano Cavaillé-Coll de la Iglesia de La Merced. Este es el mejor órgano que tiene la ciudad de Burgos.

Los finalistas podrán estudiar y preparar las pruebas en los órganos durante dos horas y media en la Catedral y cuatro horas en La Merced.

El jurado, formado por seis personas, estará presidido por Juan de la Rubia, organista de la Sagrada Familia de Barcelona. Habrá tres primeros premios y un cuarto para el mejor intérprete de música ibérica. Los finalistas optarán en total a más de siete mil euros en galardones El primer premio constará de 3.000 euros, diploma y la realización de un concierto en otoño.