MENÚ
domingo 21 octubre 2018
02:03
Actualizado
  • 1

Casi 15.000 bajas laborales al mes, un 52 por ciento más que hace cinco años

UGT y CCOO lo achacan tanto a las deficientes condiciones laborales como a la precarización del mercado de trabajo

Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2018. 20:38h

Comentada
La Razón.  Valladolid. 13/10/2018

Cada mes se registran en Castilla y León alrededor de 15.000 bajas por incapacidad temporal debido a contingencias comunes de trabajadores asalariados, lo que supone un 52 por ciento más que las que se registraban hace cinco años, según datos facilitados por la agencia Ical.

Una tendencia al alza que sigue la tendencia que se está produciendo en nuestro país desde 2013 con el comienzo de la recuperación económica y el empleo, donde estas bajas laborales por contingencias comunes aumentaron un 60 por ciento en el periodo de estudio, hasta alcanzar una media mensual de 421.312 en el conjunto de España.

A los dos sindicatos mayoritarios en nuestra Comunidad, UGT y CCOO, les preocupan sobremanera estas cifras que, en su opinión, ponen de manifiesto el «deterioro» de las condiciones de trabajo durante los últimos ejercicios más allá de la aportación del crecimiento del empleo por la «tímida» mejoría de la economía.

Si bien, tanto CCOO como UGT consideran que no se ajustan a la realidad. En opinión de ambas centrales sindicales, el número de bajas debería ser mucho mayor, ya que tienen claro que muchos trabajadores no se atreven a ir al médico para que les diagnostique su dolencias por «miedo» a perder su puesto de trabajo debido a la «precarización» del mercado laboral.

Estas cifras preocupa y mucho a los sindicatos CCOO y UGT en Castilla y León, porque entienden que Un dato para la reflexión pero también, indicaron, “irreal”, porque el miedo a acudir al médico, sigue instalado entre los trabajadores de Castilla y León, en un contexto galopante de inestabilidad en la contratación.

De la misma forma, ambos sindicatos coinciden en señalar con el dedo también a las mutuas por derivar a los trabajadores con dolencias sufridas durante su jornada al Sistema Público de Salud de Castilla y León, en virtud del poder que, les concede la actual legislación. «Están saturando los servicios médicos públicos y logran una infradeclaración de las contingencias profesionales, lo que acaba derivando en procesos administrativos de determinación de contingencias o en la vía judicial en ultimo caso», advierte en declaraciones recogidas por Ical Azucena Pérez, secretaria de Salud Laboral y Política Social de UGT Castilla y León, quien asegura que cada año se dejan de diagnosticar en Castilla y León cerca de 4.800 casos de enfermedades debidas a exposiciones laborales»,

Los registros de la Seguridad Social revelan una escalada continuada en los últimos cinco años de las bajas desde los 9.813 de 2013 en el que tocó fondo, tras el pico de 2008, cuando comenzó el ciclo recesivo, y se contabilizaba una media de 18.388 procesos mensuales de media. En concreto, 2014 y la activación económica que trajo consigo se levó el dato a 10.029 bajas de media al mes; 2015 sumó hasta las 11.042; 2016 se saldó con 11.837; en 2017 creció de nuevo hasta las 12.659; y este año ya se contabilizan 14.961.

Estos datos absolutos tienen su correlato en a media mensual por cada mil trabajadores que facilita el Gobierno, que se sitúa en Castilla y León este año, en las 20,34 bajas; frente a las 14,06 que se contabilizaban hace cinco años.

Más días de baja

Otra cifra que facilita la Seguridad Social es relevante y se refiere a la duración media de los procesos de baja en días, donde también se constata que las dolencias se han agravado durante este periodo. En concreto, las cifras de este año indican que las bajas que cogen los trabajadores de la Comunidad este año, tiene una extensión media de 46,9 días, cuando en el año 2013, ese dato estaba en 43,95. Es decir, los que cogen una baja están tres días más convalecientes que hace un lustro.

«La situación laboral actual es tan inestable que hace que los trabajadores, no acudan a los servicios médicos de las mutuas o de la misma Seguridad Social hasta que el daño sufrido se vuelve insoportable, momento en el que la lesión tiene una gravedad que hace que su tratamiento paliativo se dilate mas en el tiempo», denuncia Sheila Mateos, secretaria de Salud Laboral y Política Social de CCOO, en declaraciones recogidas por Ical.

Más días de baja

Otra cifra que facilita la Seguridad Social es relevante y se refiere a la duración media de los procesos de baja en días, donde también se constata que las dolencias se han agravado durante este periodo. En concreto, las cifras de este año indican que las bajas que cogen los trabajadores de la Comunidad este año, tiene una extensión media de 46,9 días, cuando en el año 2013, ese dato estaba en 43,95. Es decir, los que cogen una baja están tres días más convalecientes que hace un lustro.

«La situación laboral actual es tan inestable que hace que los trabajadores, no acudan a los servicios médicos de las mutuas o de la misma Seguridad Social hasta que el daño sufrido se vuelve insoportable, momento en el que la lesión tiene una gravedad que hace que su tratamiento paliativo se dilate mas en el tiempo», denuncia Sheila Mateos, secretaria de de Salud Laboral y Política Social de CCOO, en declaraciones recogidas por Ical.

Recuperar derechos y mejorar la calidad

Los sindicatos coinciden también en el «miedo» que pervive en los trabajadores para coger una baja, debido a la última reforma laboral del PP para controlar el absentismo en las empresas. Por ello, tanto UGT como CCOO reclaman que se derogue esta «perniciosa» reforma aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. «Urge derogarla para conseguir recuperar derechos laborales y mejorar la calidad del empleo y de las condiciones de trabajo», apuntan.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs