Detenido tras causar destrozos con un hacha en el Hospital Comarcal de Benavente

El hombre participó en una reyerta y acudió al centro sanitario al conocer que otros cuatro implicados se habían desplazado allí para curarse

La Razón
La RazónLa Razón

Susto en el Hospital Comarcal de la localidad zmorana de Benavente. Y es que durante la pasada madrugada, un hombre irrumpía con un hacha en el centro hospitalario, donde causaba destrozos en los cristales del centro y en el mobiliario, supuestamente tras haber participado en una reyerta en el municipio de Villalpando, en la misma provincia.

El hombre, ya arrestado, no había sufrido heridas en la pelea pero acudió al centro sanitario al conocer que otros cuatro implicados en la reyerta se habían desplazado a este centro por sus propios medios para ser atendidos de heridas leves, según han informado fuentes de la investigación y del servicio de emergencias 112.

Hasta el Hospital Comarcal de Benavente se desplazaron agentes de la Policía Local de Benavente y de la Guardia Civil después de que el servicio de Emergencias 112 de Castilla y León recibiera un aviso a las 5,30 horas de que un hombre estaba profiriendo amenazas con un hacha en el centro sanitario.

Al parecer, esta persona amenazó a los cuatro implicados en la pelea que recibían atención en ese momento y, al no conseguir acceder a ellos, originó destrozos en el mobiliario del hospital.

Algunos de los pacientes y familiares que esperaban en Urgencias del hospital se tuvieron que refugiar en una de las salas ante el temor de que pudieran ser agredidos por este hombre que, tras haber accedido al hospital una primera vez, había regresado con el hacha en evidente estado de nerviosismo y había causado daños materiales, según informa Efe.

La reyerta previa ocurrió sobre las 3.50 horas a las afueras de un pub de la localidad zamorana de Villalpando, ubicado en la carretera de Medina de Rioseco (Valladolid), hasta donde se desplazaron agentes de la Guardia Civil.

El detenido ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de guardia en Benavente, que ha ordenado su libertad con cargos al no haber causado daños personales, según ha precisado fuentes de la investigación.