El Gobierno regional garantiza recursos para recuperar el puente de Cabezón

Las lluvias y una fuga en la red de abastecimiento de agua agilizaron el derrumbe

Dos mujeres y un niño, vecinos de Cabezón, observan el estado del puente tras el derrumbe
Dos mujeres y un niño, vecinos de Cabezón, observan el estado del puente tras el derrumbe

Cabezón de Pisuerga (Valladolid)- Se veía venir y al final sucedió. Tras el primer aviso en la tarde del pasado martes el caerse uno de sus muros de contención, pocas horas después, en concreto a las seis de la mañana de ayer, una parte del puente bajomedieval de Cabezón de Pisuerga se venía abajo, dejando aislados a los vecinos de este municipio vallisoletano que ha quedado dividido en dos por este derrumbe. Entre las causas que se barajan, las últimas lluvias torrenciales que han caído y una fuga en la red de abastecimiento de agua de la localidad, que han agilizado el derrumbe de una parte de este puente que ya empezó a dar señales de debilitamiento hace más o menos un año, cuando se encontraron erosiones en el firme de la calzada, y más recientemente, el desplazamiento de tierras.

El director general de Carreteras e Infraestructuras de la Junta, Luis Alberto Solís, visitaba ayer la zona afectada y aseguraba que el Gobierno regional no escatimará recursos tanto económicos como materiales para recuperar este puente lo más rápido posible a su estado natural y para solucionar el problema existente en estos momentos con los vecinos que han quedado aislados. Como solución momentánea, el Ayuntamiento de Cabezón de Pisuerga ha puesto en marcha un servicio de autobuses cada media hora que realiza la empresa La Regional, que se encarga de realizar un recorrido alternativo para llevar a los vecinos de un lado a otro del municipio ya que el puente está cortado al tráfico para vehículos y peatones. Una solución que no convence del todo a los vecinos ya que el autobús tiene que realizar un trayecto aproximado de quince kilómetros para sortear el obstáculo, con salida a la carretera de circunvalación colindante con Santovenia de Pisuerga, y llegar al otro lado del pueblo, donde está el Ayuntamiento, el centro de salud o los bancos, con los inconvenientes que conlleva de tiempo. Por este motivo, los vecinos reclaman una solución pronta a este problema y que además de que se recupere el puente original, se construya otro para el tráfico fluido de vehículos, y dejar al primero para uso peatonal solamente.

La tubería de conducción del agua no ha sufrido daños pero sí una tubería de gas, que ha necesitado de un bypass debido al derrumbe. Si bien, no ha hecho falta cortar el suministro.