El rector Rivero sube el presupuesto de la Universidad de Salamanca a 223 millones

«Queremos asegurar la recuperación, renovación y rejuvenecimiento de la plantilla», afirma

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, preside el último Consejo de Gobierno del año
El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, preside el último Consejo de Gobierno del año

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero, incrementó el presupuesto de la institución para el próximo año hasta alcanzar los 223 millones, un 3,74 por ciento más que los de 2018.

Sobre las Cuentas, señaló que «mantienen la senda de crecimiento prudente iniciado este año y resulta consistente con la gestión de recursos realizada en los últimos ejercicios».

Ricardo Rivero también explicó que se presupuestó el máximo autorizado por la Junta de Castilla y León para que «no se paralice el desarrollo de los planes de recuperación, renovación y rejuvenecimiento de la plantilla».

Asimismo, indicó que el objetivo de las medidas es potenciar la investigación y la apuesta por las infraestructuras.

El rector también advirtió de que el escenario a corto plazo al que se enfrenta la Universidad de Salamanca es de congelación de la transferencia corriente recibida del Gobierno regional, consecuencia de la anunciada prorroga de los presupuestos de la Comunidad Autónoma. Dicha transferencia constituye la principal fuente de ingresos para la USAL (56 por ciento del presupuesto propuesto), por lo que obligó a ser «prudentes» en la configuración del anteproyecto.

No obstante, para el vicerrector de Economía, Javier González Benito, esta situación tiene «un carácter coyuntural», que no debe llevar a la paralización de los grandes proyectos iniciados durante el presente año.

Además, avanzó que se aumentó el presupuesto de investigación, destacando especialmente el aumento de dotación dedicada a formación de investigadores, lo que permitirá incrementar considerablemente el número de contratos pre y post doctorales. También se contempla dedicar casi 1,4 millones de euros al programa de cofinanciación de infraestructuras científicas del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

A su vez subieron las partidas dedicadas al mantenimiento y mejora de las instalaciones y a las tecnologías de la información la comunicación con el fin de acometer actuaciones y mejoras necesarias, en muchos casos sobrevenidas por la falta de inversión en los años de crisis.

Finalmente, el presupuesto para 2019 se intensificó el ritmo con el que se viene saneando la Fundación Parque Científico, dedicando cuatro millones.