Herrera apuesta por un modelo de Salud más conectado con los Servicios Sociales

El presidente presenta el IV Plan, dotado con 5.000 millones hasta el año 2020, para llevar a cabo un total de 340 medidas

El presidente, la vicepresidenta Rosa Valdeón y el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado
El presidente, la vicepresidenta Rosa Valdeón y el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado

El presidente presenta el IV Plan, dotado con 5.000 millones hasta el año 2020, para llevar a cabo un total de 340 medidas.

Un mejor modelo de salud público, gratuito, cercano y de calidad y más conectado con los Servicios Sociales. Ésta es la prioridad del IV Plan en esta materia de Castilla y León que presentó el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en Valladolid.

Para lograr sus objetivos el proyecto, que implicará a varias Consejerías del Gobierno regional, estará dotado con 5.000 millones hasta el año 2020 para desarrollar un total de 340 medidas.

El jefe del Ejecutivo autonómico apostó por profundizar en el cambio organizativo necesario para adaptarse a las nuevas necesidades de los pacientes, cada vez más activos, mejor informados y exigentes.

En este sentido, recordó que la Sanidad es una prioridad para la Junta al acumular uno de cada tres euros de las cuentas de nuestra Comunidad, lo que supone un 6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional. Un dinero que sirve para el mantenimiento y la dotación de los catorce hospitales y complejos hospitalarios, 247 centros de salud y 3.652 consultorios locales, entre otros recursos, y el pago de los más de 35.000 profesionales.

Sobre el IV Plan de Salud Herrera explicó que estará dividido en cinco áreas de actuación para alcanzar la Equidad en la Salud, la Protección de la Salud, la Promoción de estilos de vida saludables, Mejorar la Atención a los problemas de salud prioritarios y Reorientar el Sistema Sanitario. Todas ellas tienen como objetivo hacer efectivo el derecho a la protección de la salud de la población, aunadas bajo el lema de «aumentar las oportunidades para que las personas de Castilla y León alcancen su mayor potencial de salud».

En el apartado de equidad se pretende evitar las consecuencias en la Salud que generan las situaciones de crisis o de desigualdad social.

En el de la Protección se trata de continuar avanzando en el control de la calidad del medio ambiente, la atmósfera, las aguas y los alimentos, en un esfuerzo coordinado de los distintos departamentos con competencias en ello. Además, se prevé incrementar la cartera de servicios de los laboratorios de Salud Pública.

El presidente de la Junta consideró necesario hacer hincapié en la promoción de estilos de vida saludables pese a que la población de Castilla y León tiene mejores datos que la media de España en cuanto a tabaquismo, alcoholismo, obesidad o sedentarismo, se busca mejorarlos.

El cuarto apartado persigue mejorar la atención a los problemas de salud prioritarios como lo son las enfermedades crónicas, las cardiovasculares, las transmisibles con nuevos protocolos para estar mejor preparados ante enfermedades emergentes -como el Zika- o reemergentes -como la turbeculosis, y por primera vez tendrán cabida en la iniciativa las enfermedades raras.

Además el nuevo plan requerirá de transversalidad y coordinación con otros departamentos cuyas competencias tienen también resultados en salud. No en vano, recordó que otras actuaciones del Ejecutivo autonómico también contribuyen de forma directa a hacer efectivo el derecho a la protección de la salud.

Por otra parte, el presidente Herrera aprovechó la presentación del Plan para anunciar que la receta electrónica estará implantada «a finales de esta semana» en los 247 centros de salud y las 1.632 oficinas de farmacia de la Región. Al respecto, resaltó las «múltiples ventajas que presenta esta iniciativa tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios».