Herrera deja claro que se niega a que «masacren y atropellen» a Valdeón

El presidente destaca la «coherencia y dignidad» de su ex vicepresidenta frente a la actitud miserable y canalla de algunos

El presidente destaca la «coherencia y dignidad» de su ex vicepresidenta frente a la actitud miserable y canalla de algunos.

«Me niego a que masacren y atropellen a Rosa Valdeón». Así de contundente fue la defensa del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, a su exvicepresidenta, que presentó su dimisión irrevocable de todos sus cargos, el pasado sábado, tras dar positivo en un control de alcoholemia. El jefe del Ejecutivo autonómico quiso tener unas palabras de agradecimiento y dejar claro su apoyo total a la que fue su número 2 en el Gobierno, durante la toma de posesión de los nuevos cargos de la Junta. Un acto al que también asistió una emocionada Rosa Valdeón.

Al respecto destacó su «coherencia y dignidad» de Rosa Valdeón al enfrentarse en menos de 16 horas a los medios de comunicación y dejar sus puestos en el Ejecutivo autonómico y en el Comité Nacional del PP a las 24 horas del incidente. «No se puede pedir más compromiso», añadió Juan Vicente Herrera.

Asimismo, reiteró que «es verdad que ha cometido un error grave», pero «me niego a que masacren y atropellen a Rosa Valdeón». Y es que, consideró «injusta» la situación de «indefensión absoluta» en la que se encuentra la exvicepresidenta, al desconocer el atestado, mientras «unos desleales» lo estén filtrando a un medio de comunicación, sin que todavía haya llegado a manos del juez.

En este sentido, el presidente pidió a la delegada del Gobierno de España en Castilla y León, María José Salgueiro, que abra una investigación «inmediata» para determinar quién es el responsable de lo que consideró un «delito de revelación de secreto».

Además, lamentó la actitud miserable y canalla de aquellos que «han hecho alarde público y privado» de que tenían el contenido del atestado y que han iniciado una campaña para que Rosa Valdeón sufra «daño moral y tanto hostigamiento».

Compañeros «adocenados»

Herrera también se mostró muy crítico, sin dar nombres, con esos «adocenados» compañeros de organización que «no han entendido jamás» los valores de «lealtad, disciplina, independencia, dignidad y coherencia» que encarna Rosa Valdeón.

Sobre este punto, dijo que «cada uno es rehén de sus declaraciones». Y a la pregunta de qué si ha hablado con la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín, que pidió que la exvicepresidenta dejara su puesto en el Parlamento regional; o con Fernando Martínez Maíllo, como presidente provincial del PP, Herrera explicó que con la primera no, y con el segundo «llevo conversando tres días para intentar reconducir la situación».

Y es que, el presidente declaró que tras analizar los hechos tiene claro que «son injustos y no suficientemente documentados», por lo que «no vamos a dejar que Rosa Valdeón se haga un harakiri, y no vamos a entregar al matadero a una persona justa».

Juan Vicente Herrera recalcó que cuando se hable de «coherencia y dignidad» en la política debe llevar a partir de este momento el apellido Valdeón, un reconocimiento que elevó al panorama nacional como un ejemplo rápido de asumir responsabilidades por un error personal, algo que no es habitual y que «en estos momentos se cotiza muy al alza». Por este motivo, resaltó de la exvicepresidenta su «grandeza en estatura, pese a ser pequeña, a la que hay quien no la llega ni está a la altura de su zapato».

Para el jefe del Ejecutivo autonómico, Rosa Valdeón «sale reforzada» con el cese de sus cargos y, en relación a su futuro, insistió en que se le dé tiempo y confianza ante la «trayectoria de una persona notable», aunque añadió que «algunos que no la llegan al talón se frotarán las manos».

Al iniciar su intervención, Herrera desveló que en la primavera de 2015 mantuvo una conversación con Valdeón cuando ésta había decidido no presentarse como candidata a la Alcaldía de Zamora después de dos mandatos, y le dijo, en ese momento, que estaba a su disposición por si «podía servir en su proyecto», que quería estar en el ámbito social, pero también que no tenía «apego» al cargo, que volvía a su trabajo.

En ese plano de confesiones, también manifestó que en 2007 Rosa Valdeón se fue como número 1 del PP al Ayuntamiento zamorano después de cuatro años al frente de la Consejería de Familia, por una «reclamación» del PP de Zamora. «Percibí en sus ojos una sonrisa, una sensibilidad social, un carácter innovador, desde la disciplina, la independencia y la coherencia», afirmó sobre el momento, en 2001, en que conoció a la entonces directora general de Salud Pública.

«Seguirás cerquita»

Además, el presidente de la Junta avanzó que Rosa Valdeón volverá a su puesto de funcionaria en la Junta, de donde no la pueden «echar», pero afirmó que va a seguir en su equipo, «muy cerquita de nosotros», porque él «necesita esa sonrisa, esa alegría y su sensibilidad social».

Sobre la posibilidad de que Rosa Valdeón pudiera ser su sucesora, Herrera indicó que «yo les leía a ustedes, y me parecía muy bien la posibilidad», y subrayó que «si alguien no la expedienta» la ve «como un valor del PP y seguro que la van a tener ahí», porque de «militante no ha dimitido».

Nuevo portavoz del PP «a su tiempo»

El presidente de la Junta y del Partido Popular de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, propondrá al nuevo portavoz del Grupo en las Cortes regionales «a su tiempo», «cuando toque» y «sin precipitación». Así lo señaló a pregunta de los periodistas después de Carlos Fernández Carriedo haya asumido el cargo de consejero de Empleo. En este sentido, señaló que en el Grupo Popular hay «personas igual de estupendas, pero distintas al anterior portavoz; más guapas y menos guapas, más o menos duros... hay un buen banco». Herrera indicó que el elegido será la persona adecuada para seguir intentando buscar acuerdos con los otros grupos del Parlamento regional en favor de los ciudadanos.

Firme apuesta por el diálogo que reclama la sociedad y «no» rotundo al enfrentamiento

Una firme apuesta por el diálogo que reclama la sociedad castellano y leonesa y por un no rotundo al enfrentamiento. Esto es lo que les ha encomendado el presidente Juan Vicente Herrera a los nuevos responsables de su equipo de Gobierno: José Antonio de Santiago-Juárez, que será el nuevo vicepresidente; Carlos Fernández Carriedo, nuevo consejero de Empleo; y Milagros Marcos, que se ocupará de la portavocía de la Junta, en sustitución de Rosa Valdeón.

En una toma de posesión, en la que la gran protagonista fue la ex número 2 del Gobierno Herrera, el jefe del Ejecutivo autonómico agradeció «el paso adelante» que han dado los nuevos cargos de la Administración regional para dar respuesta al vacío que deja Rosa Valdeón. «Fijaos si había asumido responsabilidades que he tenido que recurrir a tres de vosotros para suplirla», añadió el presidente.

A su nuevo vicepresidente, Herrera se dirigió en un tono cercano y cordial para avisarle de que tendrá que «impulsar y coordinar» la acción de gobierno, pero también «encauzar, animar y respaldar». «Querido Pica, sé que te complico la vida, lo sé, pero también sé lo que quieres este proyecto y a esta Comunidad», añadió.

Herrera también reconoció que «a estas alturas» sobre sus trayectorias políticas no tienen que «dar explicaciones» sobre lo que les mantiene en estas responsabilidades. Por ello pidió a De Santiago-Juárez que le siga ayudando también «desde el punto de vista humano y personal».

Al consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, que vuelve a la Administración regional tras su paso por las consejerías de Sanidad y Medio Ambiente, le aseguró que hay «mucho que batallar» en una tarea que es «la prioridad del Gobierno», en referencia a la creación de empleo, pero también con la necesidad de cuidar el «corazón» del Diálogo Social con los sindicatos y la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale).

Asimismo, le solicitó que mantenga el pulso con una de las «principales consecuencias» y que es un problema estructural: «frenar la sangría» por la pérdida de población y «dar una esperanza».

Por último, pidió a la nueva portavoz de la Junta y titular de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, que sea «no tanto una cara amable o la cara de las más juveniles, sino la voz permanente y puntual del Ejecutivo autonómico» ante los medios de comunicación, sobre todo los jueves en su comparecencia tras el Consejo de Gobierno.