Herrera pide a Sánchez alternativas industriales para las cuencas mineras

El presidente reclama para ello un papel protagonista y más relevante de las energías renovables

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, entre otras autoridades en la planta de «Siemens-Gamesa» de Lerma, en Burgos
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, entre otras autoridades en la planta de «Siemens-Gamesa» de Lerma, en Burgos

Alternativas para las zonas mineras de Castilla y León. El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, volvió a reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez soluciones a estas comarcas si, como parece, el final del carbón y las térmicas es «inexorable». Unas palabras que volvió a reiterar, durante la inauguración de la ampliación de las instalaciones de la planta de Gamesa en Lerma (Burgos), dedicada a la fabricación de turbinas para aerogeneradores.

Herrera advirtió de que una «transición energética abrupta y desordenada» puede provocar en el norte minero de León y Palencia «quebranto y despoblación». En una visita en la que estuvo acompañado por la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, consideró que Castilla y León se encuentra legitimada para esa exigencia porque es la principal productora de energías renovables de España.

Tras recordar que la Comunidad es exportadora de energía eléctrica, precisó que en la media de los últimos tres año, y pese al declive del carbón, el cierre de Garoña y el final de la explotación de peróleo de La Lora, en Burgos, la Comunidad ha producido el equivalente al 11 por ciento de las necesidades de electricidad de España, pese a que su economía supone sólo el 5 por ciento.

Así, destacó también el peso de las energías renovables para la producción de electricidad, que genera el 65 por ciento de la producción en la Comunidad, lo que la sitúa a la cabeza de España por encima de la media nacional, y aseguró que ese liderazgo se mantendrá porque a corto plazo se instalará la potencia ya subastada de 700 megavatios de energía eólica, 82 de fotovoltaica y 50 basada en la biomasa. A medio plazo, el objetivo es instalar otros 2.100 megavatios de energía aólica y 4.000 aprovechando la energía solar.

El presidente afirmó también que Castilla y León es la primera productora de España en energía eólica, con 244 parque que suman una potencia instalada de 5.600 megavatios, que suponen el 23 por ciento de la potencia total instalada en España.

Por último Herrera destacó la importancia de contar en la Comunidad con cinco instalaciones de Siemens-Gamesa, una multinacional del sector de eólicas; tres plantas en producción en Burgos y Soria y otras dos técnicas en Valladolid.