Publicidad
Publicidad
Actualidad

Igea afirma que se trabajará en la mejora de la eficiencia y la atención farmacéutica

El vicepresidente de la Junta abre el XI Congreso de Farmacia de Castilla y León, donde el sector ofrece su «valor sanitario» así como «su amplia presencia en el medio rural»

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, aseguró que se intentará mejorar la eficiencia y la prestación de servicios con la «reordenación» de la atención farmacéutica, teniendo en cuenta su situación de especial dificultad especialmente en el mundo rural. «Nos pasa con esto como nos pasa con todo, ya que tenemos dos opciones, cerrar los ojos y esperar a ver que pasa, o intentar que la transición que se haga sea en régimen de cooperación. Nosotros estamos en el pacto», indicó.

Publicidad

De esta manera lo puso de manifiesto en la inauguración del XI Congreso de Farmacia de Castilla y León, donde dijo que desde el Gobierno regional se está siempre abierto «a hablar con los profesionales, con los interlocutores sociales y los partidos políticos. Quien quiera pactar en el diálogo y en la reforma necesaria será escuchado y el que no quiera dejará pasar el tren», señaló.

En ese sentido destacó el papel que juegan los farmaceúticos es muy destacado «ya que no se trata solo un señor que vende un medicamento, sino que también ayuda y orienta y sus prestaciones son imprescindibles para el proyecto sanitario y para el futuro de la Comunidad», explicó.

Los cerca de 400 profesionales asistentes a esta cita analizan el presente y el futuro de la farmacia en Castilla y León, y el presidente de Concyl, Carlos Treceño, ha ofrecido a Sanidad el valor sanitario de la Farmacia y su amplia presencia en el medio rural, de cara a futuras estrategias vinculadas al modelo de asistencia. «Uno de los grandes retos con los que arranca esta legislatura tiene mucho que ver con la despoblación de la zona rural, con la reordenación de los recursos sanitarios y con su utilización eficiente y eficaz», dijo.

Durante su intervención, enumeró algunas de las acciones pendientes y que darían oxígeno al sector en la Comunidad como que la Farmacia esté incluida en las estrategias de cronicidad de la Comunidad; que participe en los programas preventivos de cribado de enfermedades; que siga creciendo en servicios concertados con la Administración o que se integre en iniciativas de Salud Pública, Educación Sanitaria, promoción de hábitos saludables y uso adecuado y racional de los medicamentos.

Publicidad

En la actualidad hay en Castilla y León 1.620 farmacias, 4.000 farmacéuticos, y el 40 por ciento de ellos tiene menos de 44 años, y generan más de 5.500 puestos de trabajo directos.

También estuvo presente el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, quien puso de manifiesto la «complicada situación por la que están atravesando muchas farmacias, a la que ahora se sumaría el plan de medicamentos biológicos y genéricos anunciado la pasada semana».

La conferencia inaugural corrió a cargo del profesor Juan Luis Arsuaga, Premio Príncipe de Asturias, bajo el título «El último viaje».