José Rolando Álvarez dice adiós a Iberaval tras diez años al frente de la sociedad de garantía

Entre los logros de su presidencia se encuentran la expansión territorial y la digitalización

Tras diez años al frente de la sociedad de garantía Iberaval, José Rolando Álvarez dice adiós. Lo hace con “normalidad” porque “tan importante es llegar a un proyecto como apartarse cuando ya ha culminado.

El empresario, tras comunicar su decisión a los medios en una rueda de prensa, la trasladará a lo largo del día de hoy al Consejo de Administración de la entidad, que será el que también tendrá que designar a su sucesor, quien seguirá teniendo como objetivo “ayudar a las pymes y autónomos a desarrollar sus proyectos” así como acometer un nuevo plan estratégico para los próximos tres años.

Durante su despedida subrayó la labor de todos los trabajadores de Iberaval, que “siendo los mismos en número han triplicado la actividad en la última década” así como quiso mandar un recado a los políticos a los que les pidió “reformas” en la economía para “afrontar este periodo de incertidumbre” como un mercado único, diferente fiscalidad y una legislación laboral.

En este sentido, aseguró que durante sus años en la sociedad de garantía (SGR) ha puesto todos sus esfuerzos en promover la función de los empresarios y deseó «haber contribuido a dignificar su figura», así como aseveró que «si ha habido una sola pyme que haya necesitado nuestra ayuda y no se la hemos dado me gustaría pedirle perdón».

Ahora, y tras su paso por Iberaval, la ha conseguido situar como la primera SGR de España por volumen de avales, un hito que alcanzó el paso pasado tras formalizar más de 4.200 operaciones por valor de 298 millones de euros.

En esta andadura con José Rolando Álvarez al frente, Iberaval ha aumentado la práctica totalidad de sus indicadores, haciendo frente a la crisis económica que afectó a España «y durante la que estuvimos abiertos a todos los proyectos viables, incluso a los relacionados con el sector de la construcción», afirmó.

Así, durante este periodo la entidad ha facilitado 42.907 avales por un valor superior a los 1.980 millones y ha dado mayor peso a los avales para préstamos. Además, el número de socios ha pasado de los 15.943 a más de 27.300, un 71 por ciento más.

Uno de los puntos fuertes de la sociedad de garantía durante este periodo ha sido también el respaldo al empleo. Por ello, Iberaval «ha trabajado con las administraciones» para contribuir en esta misión «que sigue estando presenta y que es la lucha contra el desempleo», señaló.

De hecho, según diversos estudios realizados para la SGR, uno de cada seis puestos de trabajo presentes en Castilla y León es posible gracuas al respaldo de Iberaval que en este momento, con su financiación, contribuye al mantenimiento de más de 143.000 empleos.

Del mismo modo, la SGR ha afrontado en los últimos años también un proceso de expansión territorial, justificado en la fusión con la sociedad de garantía del transporte y la pesca (Transaval). Una circunstancia que propició mayor presencia en Galicia y en Madrid. Asimismo, se ha iniciado un amplio proceso de digitalización que se ha incrementado en los últimos años a partir de una web adaptativa, firma digital o procesos simplificados para el usuario.