La Casa Cervantes de Valladolid conmemora su 70 aniversario

El espacio expositivo, antigua vivienda del ilustre escritor, acoge una visita institucional con motivo del Día del Libro, que se celebra el lunes

La directora del Museo, María Bolaños, durante el acto, junto al alcalde Óscar Puente; el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero; el poeta Eduardo Fraile; y los tenientes de alcalde Ana Redondo y Manuel Saravia
La directora del Museo, María Bolaños, durante el acto, junto al alcalde Óscar Puente; el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero; el poeta Eduardo Fraile; y los tenientes de alcalde Ana Redondo y Manuel Saravia

La Casa Cervantes de Valladolid fue el escenario de un acto que conmemoró los 70 años de la puesta en marcha de esta Casa-museo del escritor, de quien además se conmemoró el aniversario de su fallecimiento.

El espacio expositivo se asienta sobre el conjunto de cuatro viviendas construidas en la antigua calle del Rastro de los Carneros, por el arquitecto Juan de las Navas, en 1601. Miguel de Cervantes alquiló una de las casas a su llegada a la capital del Pisuerga, concretamente la número nueve, y no fue hasta 1948 cuando se fundó el museo tal y como se conoce en la actualidad.

Así lo señaló su directora, María Bolaños, quien dedicó su discurso a repasar la fugura del marqués Benigno de la Vega-Inclán, uno de los principales responsable de convertir la vivienda en museo.

En declaraciones a los medios, Bolaños señaló el doble perfil de De la Vega-Inclán, quien fue a la vez «un protector del arte español» y un «marchante que contribuyó a su expolio».

«Fue un incansable promotor cultural, impulsor del turismo con la creación de la red de paradores, la fundación del Museo del Greco en Toledo o el del Románico, de Madrid,

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, recordó la relación del escritor y dramaturgo con Valladolid, una ciudad en la que vivió «no sin dificultades», incluida una estancia en prisión por el fallecimiento a la puerta de su casa de Gaspar de Ezpeleta, lo que permitió al profesor José Santamaría de la Hita identificar la vivienda.

«Es emocionante imaginar a ese pequeño Cervantes con apenas cuatro años aprendiendo a leer y escribir en este hogar», destacó el regidor.

Al acto, en el que Puente recordó que la capital es «la única en la que está acreditado que realmente vivió Miguel de Cervantes», acudió el presidente de la Diputación Provincial, Jesús Julio Carnero.

Fue el poeta Eduardo Fraile el encargado de cerrar el acto con un discurso que versó sobre la historia de la pastora Marcela que aparece en la popular historia de «El Quijote».

Unión de libros y dulces

Por otra parte, con motivo de la celebración del Día del Libro el próximo 23 de abril, un total de 30 librerías y 25 confiterías se unen para regalar un pastel por cada libro que se venda ese día, entre las 11 y las 13 horas, en la Plaza de España.

Según detalló el presidente del Gremio de Libreros de Valladolid, Marco Antonio Blanco, las ventas de esa jornada son equivalentes a las que se producen en «dos o tres meses» y favorecen a las librerías de los barrios.

Durante esa jornada, los ejemplares adquiridos en la céntrica plaza contarán con un diez por ciento de descuento que se prolongará hasta el martes, pero ya en los propios establecimientos.