La Católica de Ávila celebra su acto de graduación más multitudinario

La rectora, María del Rosario Sáez Yuguero, anima a los recién graduados a ser «libres y responsables»

Un total de 150 alumnos de la Universidad Católica de Ávila se graduaron en la mañana de ayer
Un total de 150 alumnos de la Universidad Católica de Ávila se graduaron en la mañana de ayer

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) celebró su acto de graduación más multitudinario con cientos de familias que no quisieron perderse la puesta de largo, académicamente hablando, de su más allegados. Un acto que arrancaba a primera hora de la mañana de ayer con una eucaristía en el Convento de la Encarnación, ofrecida por el obispo y gran canciller de la UCAV, José María Gil Tamayo, que ha aconsejado a los 150 alumnos que han terminado sus estudios, «desarrollar siempre su talento al servicio de los demás, que es lo que les llenará de satisfacción» y que contribuyan al orden social justo según la Doctrina Social de la Iglesia.

Posteriormente, todo el séquito se ha trasladado al Palacio de Exposiciones y Congresos Lienzo Norte de Ávila para graduar a los estudiantes de la Promoción 2015-2019 y algunos alumnos de máster y títulos propios que han querido ser partícipes de la imposición de becas.

El padrino en esta ocasión ha sido el profesor de la UCV, el doctor José Manuel Barragán, quien ha repasado la vida los universitarios desde que entraron en las aulas de la Católica. Seguidamente, los alumnos Adrián Zapatera, Sofía Sánchez y Rocío García han sido los encargados de ofrecer el discurso en representación de los graduados y han agradecido a la UCV y a sus profesores «por enseñarles y apoyarles» y «sacar lo mejor de ellos». Por ello, se han presentado como «nuevas personas que se han forjado este caimno» en el que son «el futuro» y en el que están convencidos de que «cumplirán todos sus sueños».

Finalmente, la rectora de la UCAV, María del Rosario Sáez Yuguero, ha tomado la palabra y ha mostrado su satisfacción por ser el trabajo de años, con más alumnos, titulaciones, profesores y personal de administración de la UCAV que hacen que este proyecto crezca.

En su discurso, la rectora ha querido concienciar a los recién graduados de que «sean libres y responsables, protagonistas de una sociedad más justa y más fraterna cumpliendo con sus obligaciones. Que se distingan por la honestidad en sus relaciones personales y laborales». «Queremos seguir siendo vuestra universidad y que sigáis siendo nuestros alumnos», dijo. El acto finalizó con el «Gaudeamus Igitur».