La primera vacuna de la triple vírica se aplicará al cumplir un año el bebé

La segunda dosis de tétanos, tosferina y hepatitis B, se anticipa a los tres años

Una niña recibe una vacuna en un centro de salud de la Comunidad. Abajo, el nuevo calendario de vacunas de 2013
Una niña recibe una vacuna en un centro de salud de la Comunidad. Abajo, el nuevo calendario de vacunas de 2013

A partir de este viernes. El Sistema de Salud de Castilla y León, Sacyl, comenzará a aplicar las nuevas pautas de vacunación infantil frente a sarampión, rubeola, paperas, difteria, tétanos, tosferina y hepatitis B. Y lo hará, por la recomendación de la Comisión de Salud Pública, del Sistema Nacional de Salud, que unifica criterios, tal y como, en éste y otros asuntos, ha reclamado en los últimos años el Gobierno autonómico.

Si bien, la principal novedad se cierne sobre la denominada triple vírica, cuya primera aplicación se adelanta en tres meses, de los 15 a los doce, es decir al cumplir el año el bebé. En el caso de la segunda dosis, se inoculará, para evitar casos de sarampión en personas en las que el primer pinchazo no generó inmunidad, pasa de los seis años a los tres. Sacyl estima que esta medida afectará a casi 21.000 niños castellanos y leoneses -concretamente, a 20.824-, cuya distribución provincial es la siguiente: 1.386 en Ávila, 2.254 en Burgos, 3.605 en León, 1.236 en Palencia, 2.872 en Salamanca, 1.435 en Segovia, 793 en Soria, 4.990 en Valladolid y 1.153 en Zamora.

La justificación de esta medida pasa por el objetivo del SNS de fortalecer la inmunización frente al sarampión, una de las enfermedades infecciosas más contagiosas y ante la que se trabaja de cara a una interrupción de la circulación del virus, que se pretende erradicar en dos años. En países de nuestro entorno los diferentes brotes de la enfermedad han obligado a posponer ese objetivo comunitario. En España, la aparición de episodios epidémicos ha llevado a ese adelantamiento en la primera dosis, dado que los niños ya no disponen de la inmunización adquirida por los anticuerpos maternos transmitidos durante el embarazo.

En el caso de Castilla y León, no se registró ningún brote de sarampión reseñable en 2012, con cinco casos, es decir cuatro menos que durante todo el año anterior.

Nuevas pautas para el resto

Las pautas de vacunas para difteria, tosferina y paperas (DFT) y frente a la hepatitis B varían. En la primera, la aplicación de la quinta dosis de recuerdo, prevista para los seis años, mantiene el momento de inoculación, pero se realizará con un tipo de baja carga antigénica. Por último, la dosis de vacunación frente a la hepatitis B a los doce años es eliminada del calendario, quedando únicamente su administración como pauta correctora en no vacunados.