Actualidad

Los socialistas llaman a la movilización el 10-N para evitar el bloqueo y que España avance

“Si no vamos a votar, ganan ellos”, aseguraba Tudanca ante Pedro Sánchez durante un mitin en la Cúpula del Milenio de Valladolid, lugar talismán del PSOE, donde Franco y la extrema derecha tenían protagonismo

Buena entrada en la Cúpula del Milenio de Valladolid, lugar talismán para el PSOE -aunque no tan efusiva ni masiva como la última de mayo- para escuchar a Pedro Sánchez, Luis Tudanca y Óscar Puente principalmente, pero también a Iratxe García e Izquierdo.

Publicidad

Un mitin de precampaña en el que los socialistas llamaban a la movilización el próximo 10 de noviembre para votar al PSOE y evitar el bloqueo y para que España siga avanzando y progresando. «Si no vamos a votar, ganarán ellos», decía Tudanca, secretario regional del PSOE, quien explicaba a los asistentes que el PP y Ciudadanos, sobre todo, y también Vox, formación a la que no nombraba y se refería a ella como la ultraderecha, «harán todo lo posible para repartirse el poder, porque ya lo han demostrado en Castilla y León».

El líder socialista instaba a acudir a las urnas para combatir a la «antipolítica» que, en su opinión, representan estos partidos y también Podemos, al que incluía en el mismo saco, y reivindicaba al PSOE como el «partido de la gente normal que defiende a el interés general». «PP y Cs van de buenos y Podemos dice que ahora sí nos apoyaría, pero no nos lo creemos, y por eso tenemos que votar al PSOE», decía durante su intervención, donde aseguraba también que en lo que a él respecta, no se va a rendir hasta conseguir gobernar esta Comunidad. «Otra Castilla y León es posible, pero también otra España, con un empleo y unas pensiones dignas, con un Gobierno decente que dé esperanza y futuro y haga una justa memoria histórica; y esto solo puede ser con Pedro Sánchez», señalaba Tudanca.

También daba las gracias al presidente del Gobierno en funciones, por «devolver a España la dignidad» al sacar a Franco de su mausoleo en el Valle de los Caídos.

Sánchez, por su parte, insistía en la necesidad de que la gente acuda a votar el 10 de noviembre al PSOE para desbloquear la situación actual. «Nuestro único adversario es el bloqueo, y España necesita un Gobierno ya, y además fuerte», apuntaba, mientras ponía en valor la «E» de España, de Educación, de Estado del Bienestar, de eutanasia, de ecología o de equilibrio territorial que lleva el PSOE en su programa. Finalmente, el presidente pedía el voto para su partido «frente a la sopa de siglas» del resto y porque es el «único» que puede hacer frente a las amenazas del Brexit, a la guerra comercial de China y EEUU o al «enfriamiento» de la economía española con un proyecto y un equipo que tiene convicciones, que defiende el bienestar de los españoles sin recortes, a través de la justicia fiscal y gestionando bien los recursos públicos.

Publicidad

Puente, el «látigo» de la «nueva política»

Publicidad

Apodado como el «látigo» del PSOE de Sánchez, el alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva federal del partido el puño y la rosa, Óscar Puente, se despachaba a gusto ayer contra la «nueva política» de Ciudadanos y Podemos. «Hoy no teníamos que estar aquí, pero estamos por la inmadurez e irresponsabilidad de algunos partidos con España», decía Puente, quien calificaba a Albert Rivera y a Pablo Iglesias de «narcisistas, arribistas y populistas», así como de haber llegado a la política para servirse de ella en lugar de servir a la gente.