Más de tres mil castellanos y leoneses padecen la temida esclerósis múltiple

Cada cinco horas se diagnostica un caso en España, sobre todo a mujeres que tienen entre 20 y 40 años

Miembros de la Asociación Esclerósis Múltiple de León piden que se reconozca el 33 por ciento de discapacidad en el momento del diagnóstico
Miembros de la Asociación Esclerósis Múltiple de León piden que se reconozca el 33 por ciento de discapacidad en el momento del diagnóstico

Que hay muchos días malos pero también bastantes buenos. Que se puede convivir con esta enfermedad en positivo y disfrutar de una vida normalizada, ya sea mediante la rehabilitación diaria y unos hábitos de vida saludable o con los tratamientos farmacológicos existentes que ayudan a plantar cara a los brotes de que sobrevienen. Y que los pacientes vean que cada día que pasa hay más y mejores soluciones.

También, y como señala a LA RAZÓN Lorena López, presidenta de la Federación de Asociaciones de Esclerósis Múltiple de Castilla y León (Facalem), que el sistema público sanitario de la Comunidad (Sacyl) incluya en su cartera de servicios la rehabilitación de los afectados que prestan las asociaciones, una mayor humanización en la asistencia que reciben los pacientes, y que los empresarios sean también mucho más sensibles con los afectados a la hora de contratarles y favorecer su empleablidad.

Estos son algunos de los mensajes que se quieren lanzar este año durante el Día Nacional de la Esclerósis Múltiple, que se celebra mañana en toda España, en general, y en Castilla y León, en particular, con numerosas actividades por toda la Comunidad de concienciación.

Objetivo: dar visibilidad a una temida enfermedad neurológica crónica y discapacitante de la que se desconocen sus causas y que no tiene cura aún. Una patología que sufren más de 47.000 personas en nuestro país, de las cuales alrededor de tres mil se encuentran en Castilla y León, que afecta principalmente a las mujeres (dos de cada tres casos) de entre 20 y 40 años de edad, y que se ha convertido en los últimos años en la segunda causa de discapacidad entre personas jóvenes tras los accidentes de tráfico.

Problemas de movilidad, sensitivos y cognitivos, además de visión, del habla y fatiga son algunos de los síntomas de esta enfermedad que son más visibles, aunque también hay otros relacionados con la vejiga e incluso intestinales, que no se ven tanto y que acarrean muchos inconvenientes. De ahí la importancia de la labor que realizan las asociaciones de afectados por esclerósis múltiple y familiares, como la de León, desde donde llevan a cabo una atención directa en la que inciden en el aspecto psicológico pero también social y de inserción laboral, y llaman a movilizarse para conseguir más fondos para la investigación. Al respecto, esta entidad leonesa es una de las más activas y ha organizado un mercadillo solidario y una carrera popular en La Robla para tal fin, y «para que la sociedad vea la dura realidad de la enfermedad y del día a día de los afectados y la gente pueda ponerse en su lugar», apunta Lorena López.

La también vicepresidenta de la asociación de León (Aldem) destaca la colaboración activa que llevan a cabo en la búsqueda de recursos para la investigación, a través del proyecto M1 de Esclerósis Múltiple España.