Nuevos pasos de la Junta para ofrecer una respuesta rápida y eficaz a las empresas

Más de 70 actividades industriales se van a beneficiar de la supresión de la licencia ambiental

El vicepresidente De Santiago-Juárez y la consejera Pilar del Olmo presentan el proyecto de Ley
El vicepresidente De Santiago-Juárez y la consejera Pilar del Olmo presentan el proyecto de Ley

El Gobierno que preside Juan Vicente Herrera sigue avanzando en su objetivo de simplificar las cargas administrativas con la finalidad de dar una respuesta rápida y eficaz a las necesidades de los ciudadanos y, en especial, de las empresas para contribuir la dinamización económica de Castilla y León.

Una de las medidas impulsadas en esta materia es el proyecto de Ley de Reducción de Cargas Administrativas, que presentaron el vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez; y la de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, a los representantes de la Comisión para la Dinamización Empresarial.

El encuentro sirvió para que los representantes del Ejecutivo autonómico explicaran el decreto que permitirá suprimir el trámite de licencia ambiental a más de 70 actividades económicas y sobre el servicio unificado de apoyo a las compañías de la Región.

En este sentido, De Santiago-Juárez y Del Olmo también informaron sobre las medidas para avanzar en la simplificación administrativa de áreas como la calidad normativa, con el objetivo de que no haya más normas de las necesarias, de que sean comprensibles para el empresario y de agilizar la tramitación.

Además, apostaron por el impulso de la Oficina de Registro Virtual (ORVE) en las entidades locales, que permite digitalizar la información de forma inmediata y, consecuentemente, que esa documentación presentada en las diferentes administraciones públicas sea intercambiada electrónica e inmediatamente entre ellas.

También afirmaron que se trabaja en el fomento de la intermediación de documentos con otras administraciones, es decir, en aumentar el número y tipo de documentación que pueda ser susceptible de consulta por las administraciones con la finalidad de no tener que requerírsela al ciudadano en cada trámite y reducir así la documentación a aportar, y en la reforma de la sede electrónica para hacer más fácil y sencilla la búsqueda de procedimientos.

Estas iniciativas se adoptarán después de que a lo largo del año 2016 se analizaran los diez procesos de creación e instalación de empresas con mayor impacto en Castilla y León que afectan a los servicios de restauración, industrias agroalimentarias, explotaciones ganaderas, centros sanitarios sin internamiento, aprovechamientos forestales, campings, viveros forestales, instaladores, talleres mecánicos e industrias extractivas.

Como consecuencia de ello, se eliminan seis trámites; 16 pasan a ser ocho; se suprimen 21 autorizaciones y licencias, que serán comunicaciones o declaraciones responsables; se reducen los plazos en 14 procedimientos y se hace pública la consulta de dos registros, evitando al interesado la solicitud del correspondiente certificado de inscripción.