Pilar del Olmo convence a Beteta de sus cuentas y Castilla y León evita «ajustes»

El Ministerio de Hacienda libera a la Junta de hacer nuevos recortes para cumplir con el déficit

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha aceptado los argumentos dados por la Junta para rechazar la necesidad de hacer nuevos recortes para ajustar su déficit público, según explicaba la consejera en esta materia en Castilla y León, Pilar del Olmo.

Después de mantener una reunión por vídeoconferencia con el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, Del Olmo explicó que la conversación ha sido «muy positiva» para los intereses de la Comunidad, al asumir Hacienda que «no hay que hacer ningún ajuste, ni modificación de retención de crédito».

La consejera ha añadido que su departamento si preparará el Plan Económico Financiero demandado por el Gobierno, aunque en este documento no incluirá restricciones y aprovechará el nuevo margen de déficit para 2016, que pasará del 0,3 al 0,7 por ciento del PIB, para atender «imprevistos» en la atención sanitaria.

Del Olmo ha celebrado que los argumentos esgrimidos por la Junta para rechazar la necesidad de realizar nuevos recortes, junto con la explicación dada sobre los presupuestos autonómicos aprobados, hayan convencido a Hacienda, informa Efe.

La consejera ha afirmado que no tiene intención de aprovechar el nuevo margen de déficit para modificar el presupuesto, sino que cuentan con que el departamento de Sanidad «siempre gasta más de lo que se presupuesta» porque «salen nuevos medicamentos, nuevas prótesis que los médicos deciden utilizar» para beneficio de sus pacientes. «Es lo primero que tenemos que atender», manifestó.

Del Olmo también ha pedido que desde el Ministerio se sea «flexible» en los plazos planteados a las autonomías para presentar los planes económicos financieros, ya que la ampliación del margen de déficit aún tiene que ser aprobada por las instituciones europeas. También ha planteado mecanismos alternativos en el caso de que la Junta no recurra finalmente al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).