180 años de historia

Los Caracoles es el segundo restaurante más antiguo de Barcelona

La familia Bofarull delante de la fachada de Los Caracoles
La familia Bofarull delante de la fachada de Los Caracoles

Cuando se habla de Barcelona, además de la Sagrada Familia y la estatua de Colón, hay que hablar de otro tipo de monumentos históricos. Uno de ellos es el restaurante Los Caracoles, un establecimiento que cumple ahora 180 años de funcionamiento desde que abrió como taberna y tienda. Hoy es uno de los restaurantes más conocidos de la capital catalana, punto de encuentro de todo tipo de clientes: desde la gente del barrio a nombres conocidos como Ava Gardner, Lenny Kravitz, Jimmy Carter, Robert de Niro o Giorgio Armani, por citar unos pocos de una lista interminable.

El restaurante, el segundo más antiguo de Barcelona, está en estos días de aniversario y celebra un cumpleaños en el que siempre ha contado con el apoyo de la capital catalana. Al frente se encuentran Ramon, Cristina, Aurora y Yolanda Bofarull, los descendientes de la saga familiar que puso en marcha Los Caracoles. Son, por tanto, la saga más longeva en la hostelería barcelonesa.

Ramon Bofarull aseguró ayer, durante un acto celebrado en Los Caracoles, que «nos sentimos orgullosos de continuar la labor de nuestra familia. Fueron nuestros abuelo, padre y tío quienes nos enseñaron lo que somos como personas. Sin ellos hoy no estaríamos aquí». En este sentido, el restaurante quiere seguir conservando su estilo personal, la tradición que buscan muchos de sus clientes, pero sin olvidar los nuevos gustos por lo que también se quiere renovar la carta.

Por su parte, Cristina Bofarull recordó el papel del abuelo Ramon Bofarull en el éxito de Los Caracoles y que tenía un truco en la cocina que sirvió para construir el mito del restaurante: darle gusto a algunos platos con turrón de Jijona. «Todavía hoy conservamos su huella de turrón en un restaurante que ha sido un lugar para ver y ser visto», según comentó Cristina Bofarull.

Abierto los 365 días del año, Los Caracoles, manteniéndose en la calle en su local de la calle Escudellers, ha visto pasar la historia de Barcelona. Desde el modernismo en el que Ramon Casas, Àngel Guimerà y Ricard Opisso se convirtieron en comensales habituales a nuestros días, sin olvidar el paso de estrellas de Hollywood, como Ava Gardner que demostró su resistencia alcohólica en el restaurante, o John Wayne que acudió aquí en un descando en el rodaje de «El mayor espectáculo del mundo». Las paredes de Los Caracoles dan fe de toda esa historia. ¡Feliz cumpleaños!