Dos óperas por el precio de una

El Liceo abre temporada con un «I Puritani» que lleva la acción al conflicto de Irlanda del Norte

El Liceo abre temporada con un «I Puritani» que lleva la acción al conflicto de Irlanda del Norte.

A veces, el ansia de unir elementos del pasado con acontecimientos del presente lleva a los creadores a exprimir esta experiencia al extremo. En la serie «Outlander», basada en los libros de Diana Gabaldón, por ejemplo, la mujer protagonista viajaba de la Segunda Guerra Mundial a la Escocia de 1743 para comprobar cómo el hilo de la historia está tan tenso que cuando resuena en un lugar y un tiempo, la reververación continuará hasta el final de los tiempos. El recurso dramático es tan utilizado en toda la ficción contemporánea que ahora llega al mundo de la ópera.

La director de escena Annilese Miskimmon nació en Belfast y siempre que veía u oía «I Puritani», la célebre ópera de Bellini que enfrentaba a los puritanos seguidores de Oliver Cromwell y los realistas y católicos de la casa de los Estuardo, le venía a la mente el conflicto entre católicos y protestantes de su tierra. Cuando le llegó la oportunidad de dirigir el montaje de la ópera, no lo dudó ni un segundo, uniría los dos mundos de forma literal, reflejando hasta qué punto la historia repite siempre sus cribas y enfrentamientos. De esta forma, el público podrá ver cómo Elvira, la heroína de la historia, al casarse con Riccardo en la Irlande de los años 60 la hará enloquecer, y eso «la transporta directamente al siglo XVII, con lo que se enlazan 300 años de historia», señaló ayer.

El dúo de moda

El Gran Teatre del Liceu inaugura temporada con esta producción de «I puritani», que cuenta con unos protagonistas de lujo, la pareja en estos momentos de moda dentro del universo lírico ligero, Javier Camarena, un potente Artur, y Pretty Yende, una espectacular Elvira. Esta coproducción de la Welsh National Opera, la Danish National Opera y el Liceu, con dirección musical de Christopher Franklin, se inicia con una proyección en la que se explica la Irlanda del Norte de los años setenta, la situación de la Guerra Civil en Inglaterra en 1653 y el conflicto entre católicos y protestantes. «Lo que he buscado es conseguir que la ópera sea vivida con la misma emoción y el mismo grado de peligro que en el año 1835, cuando Bellini la estrenó en París y la gente se emocionaba. Además, se llevará dos óperas al precio de uno», afirmó Miskimmon, que afirmó que elpúblico viajará con los protagonistas de 1973 a 1653.

La soprano española María José Moreno y el tenor canario Celso Albelo, se turnarán en los papeles principales con la pareja protagonista en una producción que también cuenta con voces como Marko Mimica, Mariusz Kwiecien o Gianfranco Montresor. Miskimmon insistió en que, para realizar su «innovadora» propuesta necesita cantantes que quieran a Bellini y, «a la vez, que tengan un poco de miedo a un director innovador, porque esto genera una tensión muy interesante. Los dos repartos del Liceu son muy capaces de crear una magia potentísima y muy diferente».