El Govern cifra en 15 millones el coste de impugnar los Presupuestos

Oriol Junqueras y Artur Mas se reunieron pero no hablaron de la entrada de ERC en el Govern
Oriol Junqueras y Artur Mas se reunieron pero no hablaron de la entrada de ERC en el Govern

El president de la Generalitat, Artur Mas, y el presidente de ERC, Oriol Junqueras, se reunieron ayer en el Parlament para analizar las «terribles» consecuencias de la impugnación de los Presupuestos catalanes por parte del PP. De hecho, el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, cifró en 15 millones las pérdidas económicas del Govern por el bloqueo de las cuentas.

Tras la entrevista, Junqueras señaló que retrasar la aprobación de los Presupuestos un mes, a causa de la impugnación, significará perder «una duodécima parte» de los nuevos ingresos que la ley recogía para el año que viene y que estaban destinados a finalidades sociales. «Esto es terrible para el conjunto de los ciudadanos, para las escuelas y los hospitales. Se demuestra una vez más, no la irresponsabilidad del PP, sino su responsabilidad en el sufrimiento de la sociedad catalana. Y no son irresponsables porque son perfectamente conscientes de lo que están haciendo». Según el dirigente republicano, en la reunión no se habló de la posibilidad de que ERC entre en el gobierno, ni tampoco los problemas que podría suscitar la interpretación de la pregunta y los resultados de la consulta .

Por su parte, la líder del PP, Alicia Sánchez-Camacho, tildó ayer de «obscenidad política» que la «prioridad» de Mas y Junqueras sea «destinar dinero en los Presupuestos a la consulta y no las políticas sociales para los más desfavorecidos». «El PP les ha dicho que si retiran la partida de un referéndum inconstitucional, nosotros retiraríamos la solicitud de un dictamen. Por lo tanto, CiU y ERC tienen como prioridad la independencia y prefieren mantener los cinco millones de una consulta separatista ilegal», apuntó Sánchez-Camacho.

«Junqueras y Mas prefieren dar dinero y recursos a la independencia que a los más sacrificados y desfavorecidos. Nos parece una obscenidad política, una irresponsabilidad que mantengan su prioridad, que es dar dinero a un referéndum independentista y no políticas sociales para los más desfavorecidos», señaló la popular.

Sánchez-Camacho criticó el «chantaje político», pues «han estado un año sin dar cobertura a los más necesitados, porque han estado sin presupuestos, y ahora tienen mecanismos par aprobar decretos inmediatos que garantizarían esos recursos».

El conseller de Economía, por su parte, también indicó, respecto al déficit de este año, que «no se cumplirá exactamente, pero nos acercaremos».

Según el consejero, los 873 millones de euros procedentes del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) «permitirán terminar el año relativamente bien con los pagos a los proveedores». El responsable de las finanzas de la Generalitat añadió que han descartado las ventas de viviendas de protección oficial, «tenemos una política de venta de edificios y cuando tengamos un programa de concesiones del anunciaremos».