El juez deniega a Colau el permiso para registrar el CIE

La magistrada recuerda a la alcaldesa que carece de competencias en Extranjería y le insta a solucionar el conflicto competencial «por otra vía»

El juez número 2 de Barcelona no ha autorizado la entrada al CIE de los técnicos municipales para comprobar si ya hay internos dentro
El juez número 2 de Barcelona no ha autorizado la entrada al CIE de los técnicos municipales para comprobar si ya hay internos dentro

La magistrada recuerda a la alcaldesa que carece de competencias en Extranjería y le insta a solucionar el conflicto competencial «por otra vía».

La táctica del ayuntamiento de Barcelona y en concreto del concejal Jaume Asens para impedir la reapertura del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) ubicado en la Zona Franca, no está dando los frutos esperados. El último revés ha sido la sentencia del juzgado número 2 de Barcelona, dictada ayer, al no autorizar la entrada de los técnicos municipales para comprobar si el centro ya está en funcionamiento. En caso afirmativo, significaría que el Ministerio del Interior está contraviniendo la orden de cese de actividad de internamiento de personas dictada por Colau.

La jueza, en el auto, le dice a la alcaldesa que «existen serias dudas sobre la competencia del ayuntamiento para dictar el cierre del CIE por no disponer de licencia de actividad como establecimiento asimilado a los de hostelería, licencia que, aparte de otras consideraciones, no se ha exigido por el Consistorio en los diez años de funcionamiento del centro».

Asimismo, a la magistrada le «llama la atención» el hecho de que el consistorio pida una autorización para comprobar si se ha ejecutado alguna orden de internamiento cuando, argumenta, «es público y notorio –y la prensa se ha hecho eco de ello– que, tras haber realizado unas obras de reforma de parte de sus instalaciones, el CIE de la Zona Franca está nuevamente en funcionamiento y ya ha empezado a recibir a los primeros internos». También subraya en sus razonamientos que la petición del consistorio « esconde un claro conflicto competencial entre Ayuntamiento, Estado y Administradora del CIE» y le insta a resolverlo «por otra vía».

El nuevo cambio de guión que ha dado esta resolución no estaba previsto por el gobierno municipal. Esperaban que el juez fuese favorable a su petición de entrada y precintar el CIE en un acto organizado con entidades pro derechos humanos para dar visibilidad al nuevo logro de Ada Colau.

Asens anunció ayer que la intención de cerrar el CIE continua y que, como en el auto ya se reconoce que alberga internos, ya no se necesita ninguna inspección, por lo que el siguiente paso sería enviar directamente un requerimiento de cierre.