ERC se queda con el puesto del PSC en el Parlament que presidirá De Gispert

Sánchez-Camacho y Navarro se situarán en la tercera fila del hemiciclo

Gráfico del Parlamento
Gráfico del Parlamento

La voluntad del pueblo ha querido que la próxima legislatura, de la que se pondrán los cimientos la semana que viene, tenga una Mesa del Parlament más abierta. En los últimos dos años, CiU tenía mayoría absoluta, ocupaba cuatro de las siete sillas que componen la Mesa, pero los resultados del 25-N, le han quitado una. La nueva Mesa pasará a tener representantes de cinco fuerzas políticas.

En la anterior legislatura estaban representadas tres formaciones: CiU, PP y PSC. Ahora se incorporan ERC e ICV. Los republicanos exhibirán su peso como segunda fuerza política poniendo a Anna Simó al frente de la primera vicepresidencia. Lluís Corominas, de CiU, ocuparía la segunda, mientras que las cuatro secretarías se las repartirán PSC (Miquel Iceta); PP (Pere Cabó); CiU (Josep Rull), e ICV (Lorena Viciosa o David Companyon).

Al frente de la cámara

Aunque la mayor novedad será la redistribución de los escaños. En la bancada derecha, seguirá predominando el color azul. CiU ocupará las primeras filas, la presidenta del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho, en vez de en segunda fila, se sentará en la tercera y los diputados de Ciutadans bajarán una hilera.

En la bancada de la izquierda, como es tradición, los consellers se situarán en primera fila, detrás de ellos irán ERC e ICV y a partir de la tercera hilera, el PSC. El primer secretario de los socialistas catalanes, ­Pere Navarro, se sentará a la misma altura que Sánchez-Camacho, sólo les separará el pasillo central. En la última fila, junto a algunos diputados de Ciutadans, la CUP estrenará sus tres asientos. Heredará el sitio que hasta ahora había pertenecido a los «enfants terribles» de Solidaritat. La novedad más visible es que los republicanos ocuparán las sillas donde tradicionalmente se sentaba el PSC.

Todo este dibujo es provisional hasta que la nueva Mesa lo ratifique. Sí es seguro que al frente de la Cámara catalana se situará de nuevo Núria de Gispert, como presidenta del Parlament.

Por su parte, casi todos los diputados, tanto los nuevos como los que repiten, ya habían presentado, al cierre de esta edición sus credenciales ante el Parlament para ocupar su sitio durante el primer pleno el próximo lunes. A partir de entonces, los grupos parlamentarios contarán con ocho días hábiles para formalizarse que sellarán con un escrito dirigido a la Mesa. Aquellos que no consigan el mínimo establecido por ley de cinco diputados pasarán a formar parte del denominado grupo mixto. En la nueva legislatura, la décima, es el caso de la CUP que sólo cuenta con tres diputados.

Además, cada uno de los candidatos electos deberá presentar la declaración de renta y patrimonio de cada año antes del próximo 30 julio.

Así, la nueva Mesa del Parlament tomará posesión el lunes, una vez se haya constituido el pleno. Antes, la Mesa de edad, que designa a la definitiva, será presidida por la diputada del PP, Dolors Montserrat, la más veterana, mientras que los diputados más jóvenes, José Antonio Coto (PP) y Marta Vilalta (ERC), harán de secretarios.

Ayer se confirmó que el secretario de organización del PSC, Daniel Fernández renunciará a su cargo como diputado en el Congreso para unirse a la bancada socialista en el Parlament.

Pese a que CiU y ERC ayer dejaran pendientes flecos para cerrar su acuerdo de estabilidad para la legislatura, sí sellaron un pacto para investir a Artur Mas presidente de la Generalitat el próximo viernes. El debate de investidura se celebrará los días 20 y 21 y Mas tomará posesión el 24.