Actualidad

La cifra de espectadores de cine en catalán toca fondo

Apenas un 2,18% escogieron las sesiones en catalán durante 2018

Apenas un 2,18% escogieron las sesiones en catalán durante 2018

Publicidad

El porcentaje de espectadores de cine en catalán fue del 2,13% del total en 2018, la cifra más baja de los últimos años, según el estudio sobre la exhibición cinematográfica y el acceso del público a la producción catalana que ha elaborado el investigador Francesc Vilallonga.

En el periodo 2013-2018, la media de espectadores en catalán en los cines supuso el 2,57% del total y “las cifras han tocado fondo este 2018, cuando se ha situado en el nivel más bajo, con sólo un 2,13%”, según el estudio.

“Existe la percepción de que producir en catalán resta competitividad”, ha señalado el investigador, que ha constatado que el número de películas rodadas en catalán se ha reducido significativamente, ya que mientras en 2013 eran un tercio del total, en 2018 han sido un 22% porque ha subido significativamente el número de películas con producción catalana que eligen el castellano o el inglés como lengua original.

“Hay voluntad de rodar en catalán -ha matizado la presidenta de la Acadèmia del Cinema Català, Isona Passola-, el problema es el hundimiento de la financiación catalana y la desaparición de las ayudas estatales para rodar en lenguas cooficiales”.

Publicidad

Estas cifras contrastan con el incremento de espectadores globales a las salas de cine en Cataluña, que está en ligero ascenso desde hace cinco años.

Un dato positivo es que Cataluña es el cuarto territorio europeo en asistencia a las salas de cine, por detrás de Irlanda, Francia y Estonia, y por delante de Italia, Alemania y Grecia.

Publicidad

A pesar de la persistencia de los catalanes en asistir a las salas de cine, Cataluña ha perdido 100 complejos cinematográficos desde el año 2000 y las salas de menos de cinco pantallas son las que mas han sufrido la crisis.

La reconversión digital del sector, la fragmentación de los espectadores hacia otras ventanas y el desequilibrio territorial de la oferta son tres de las causas que explican este descenso en el número de cines.

Este estudio, promovido por la Acadèmia del Cinema Català con el apoyo de la Diputación de Barcelona, se ha hecho público este miércoles, en el acto de presentación de las candidaturas a los Premios Gaudí.

Un total de 59 títulos participan este año en estos premios, de los cuales 35 son largometrajes de ficción, 10 documentales, 4 películas para televisión y 10 cortometrajes.

La Acadèmia ha confiado este año a Dagoll Dagom la producción de la ceremonia de entrega de los XII Premios Gaudí, que tendrá lugar el 19 de enero de 2020 en el Auditori del Fòrum CCIB.

De las 59 películas candidatas, 22 están dirigidas o codirigidas por mujeres, por lo que el balance de género de la actual convocatoria se sitúa en el 36%, una cifra similar a la del año anterior.

Publicidad

De los 29 largometrajes de ficción candidatos, hay 14 películas en catalán, el doble que el año pasado, una cifra sorprendente si se tiene en cuenta el bajo porcentaje de espectadores en catalán que revela el estudio presentado.

“Hay muchas películas en catalán que salen de las escuelas de cine y que han tenido un paso por los salas de exhibición muy breve, pero nosotros las incluimos en las candidaturas porque son filmes en los que se pueden descubrir nuevos talentos, aunque los presupuestos sean muy bajos”, ha aclarado Passola.

Sólo tres de las 14 producciones en catalán candidatas han conseguido un presupuesto de más de un millón de euros, cuando la media de las producciones europeas supera los 3 millones.

Cinco de estos títulos se han hecho con menos de 500.000 euros y algunos de ellos no ha alcanzado los 100.000 euros.