Lali Ayguadé debuta en el Mercat como coreógrafa de gran formato con «Kokoro»

Anna Calsina, Nick Coutsier, Sergi Parés y Diego Sinniger en la obra
Anna Calsina, Nick Coutsier, Sergi Parés y Diego Sinniger en la obra

El nombre de Lali Ayguadé parece destinado a resonar cada vez con más fuerza entre los aficionados de la danza. Después de una década larga afincada en Londres, formando parte del elenco de grandes coreógrafos actuales como Akram Khan o Hofesh Shechter, ahora ha decidido tomar la alternativa y mostrar todo lo que ha aprendido durante estos años con su primera coreografía larga. Y está claro que ha aprendido mucho.

El Mercat de les Flors presenta hasta este domindo «Kokoro», una coreografía a cuatro en la que los bailarines jugarán a transformarse unos a otros con sus interacciones y que quiere ser una indagación sobre la idea de alma. Kokoro, precisamente, significa «una mezcla de corazón y pensamiento», en palabras de Ayguadé. «Me gustaba la sonoridad de la palabra, que genera de por sí curiosidad. No quería ser tan directa usando mi lengua», añade.

En un espacio diáfano, con una butaca y tres bancos que van moviéndose como únicos elementos, los bailarines van mezclando sus cuerpos en un juego lleno de repercusiones. Anna Calsina, Nick Coutsier, Sergi Parés y Diego Sinniger de Salas conforman el cuerpo de baile, que entusiamó en el último Festival Temporada Alta. «Blai Mateu, de Baró d’Evel, cuando vio la pieza me dijo que había mucho movimiento de torso y muchas ondulaciones. Los movimientos son cambiantes porque me gusta el contraste entre la fuerza y lo frágil», confiesa la coreógrafa.