Las quejas obligan al Ayuntamiento a ampliar el horario de luces de Navidad

Hoteleros, restauradores y comerciantes de Barcelona ven en las fiestas navideñas un importante estímulo para sus negocios, por lo que esperan poder sacar el máximo provecho a estas fechas. En esta línea, han sido varias las peticiones de ampliar el horario de encendido de las luces de Navidad que los representantes de estos sectores han hecho llegar al alcalde y finalmente han dado sus frutos. El Ayuntamiento de Barcelona ya ha cedido ampliar el horario una hora más.

El plan inicial del consistorio barcelonés establecía un horario de encendido de las luces que desde el pasado 22 de noviembre y hasta el próximo 6 de enero alumbrarán la ciudad de las 18.00 a las 23.00 horas de domingo a jueves, mientras que los viernes y sábados el horario se amplía hasta las 00.00 horas y los días 24, 35, 31 de diciembre y 5 de enero, hasta la 1.00 horas.

Sin embargo, este horario resulta totalmente insuficiente para muchos restauradores, comerciantes y hoteleros, especialmente del centro de la ciudad. «Lo mínimo es que las luces estén encendidas hasta la 1.00 h., que es cuando la gente sale de los restaurantes y espectáculos», reivindica Lluís Sans, presidente de la Asociación de Amigos del Paseo de Gracia en representación de los ejes comerciales asociados en el Barcelona Shopping Line, quien considera que «las luces de Navidad proporcionan animación nocturna a la ciudad, crean más ambiente y hacen que la ciudad esté viva».

Un coste mínimo

A favor de la apuesta por ampliar el horario de encendido, Sans recuerda que «el gran coste de la iluminación es básicamente su instalación y fabricación, ya que el consumo, con las luces LED, es ridículo» y señala que, por ejemplo «ampliar el horario de encendido en paseo de Gracia hasta la 1.00 de la madrugada supone un extra de 134 euros más para las 62 días que está previsto que se prolongue el alumbrado navideño». «Las luces han costado 100.000 euros, pues que luzcan», reivindica Sans, quien además destaca que «en Londres están encendidas día y noche porque el coste es irrisorio».

Y es que los 85 kilómetros de calles que permanecerán iluminadas estas Navidades, ocho más (10 por ciento) que el año pasado, requieren una inversión de 2 millones de euros, de los cuales 1,16 millones corren a cargo del Ayuntamiento, pero los 840.000 euros restantes los financian los ejes comerciales.

El Gremio de Hoteles de Barcelona se ha sumado a la iniciativa impulsada por los comerciantes asociados en Barcelona Shopping Line y ha suscrito su reivindicación mediante la firma de una carta que conjuntamente han hecho llegar a la alcaldía. «Lo hacemos pensando básicamente en el turismo. Navidad es una época de baja ocupación y cualquier medida que pueda mejorarla es buena», señala Manel Casals, director general del gremio. «Es importante una mejora constante de las actividades que se hacen en Navidad para atraer así al turista» y entre ellas estaría la ampliación del horario de encendido.

«Somos un país que por su clima permite pasear por las noches y cuando el turista sale a la calle después de cenar es bueno que las luces estén encendidas, de manera que se cree y se alargue el ambiente navideño», destaca Casals, quien también señala que «con las luces Leds y las mejoras en eficiencia energética, hoy en día el coste económico y para el medioambiente de una acción de estas características es mínimo».

El sector de la restauración también se ha manifestado a favor de esta medida, pese a que no ha firmado la carta que en su día se entregó al alcalde. El caso es que gracias a la presión ejercida por estos sectores, el Ayuntamiento de Barcelona ha cedido en su postura inicial y a partir del 13 de diciembre, después de Santa Llúcia, tiene previsto alargar el horario de encendido hasta las 00.00 horas de lunes a jueves. «No es lo que deseábamos, pero mejor esto que nada», señala Lluís Sans.

Buenas previsiones

Las previsiones de los comerciantes para esta próxima campaña de Navidad son optimistas, pese a la crisis. Como mínimo, la previsión es igualar los beneficios del mismo periodo de 2012. También puede contribuir a este posible éxito la presencia, por tercer año consecutivo, de la pista de hielo situada en plaza Cataluña, que siempre ha sido bienvenida por los comerciantes, que agradecen que la denominada BarGelona tenga la capacidad para atraer a potenciales clientes de las tiendas del centro de Barcelona.

.