Melania G. Mazzucco saca el látigo contra la homofobia

La escritora italiana publica «Eres como eres», novela que ha saltado de la ficción a provocar un nuevo proyecto de ley en el parlamento

La escritora Melania G. Mazzucco ayer en la sede del Instituto Italiano de Barcelona
La escritora Melania G. Mazzucco ayer en la sede del Instituto Italiano de Barcelona

A veces, la ficción provoca reacciones extraordinarias. Melania G. Mazzucco acaba de publicar «Eres como eres», (Anagrama), novela en la que nos presenta a Eva, una niña de doce años, con dos atentos y comprometidos padres homosexuales. Cuando el progenitor que tiene legalmente su custodia, muere, unas leyes anticuadas la apartarán de su segundo padre, como si éste no tuviese ningún derecho sobre la niña. Los problemas de Eva para amoldarse a un contexto que no entiende la empujarán a huir y buscar desesperada a su padre.

La historia, drama interno, lleno de ternura, es una reivindicación a la necesidad de replantear la idea de familia y de paternidad. Su premisa ha generado un gran revuelo en Italia, con críticas furibundas de grupos radicales, pero también ha servido para que, la próxima semana, el parlamento italiano se abra a estudiar la aprovación de la llamada Ley de Eva, que equipararía los derechos paternos o maternos en las parejas del mismo sexo, evitando que algo como lo que explica la novela pueda volverse a repetir. «Han llegado a tildar la novela de pornográfica, lo que me ha dejado descolocada. Lamentablemente, todavía vivimos en sociedades homofóbicas, que no conciben ideas más allá de la familia tradicional», señala Mazzucco.

La novela arranca en el metro de Milán, cuando Eva se enfrenta con sus compañeros y agrede a uno de ellos como defensa, ante su acoso. Ésto dará pie a toda la historia, que seguirá la búsqueda de la niña del padre que arrancaron a su lado y a través de flash backs nos descubrirá la vida de esta pareja de homosexuales y sus esfuerzos para conseguir ser padres. «Es una novela de iniciación de una niña que comienza un viaje y crece y madura hasta recobrar al padre perdido», comenta la escritora.

Mazzucco ha tratado el tema de la paternidad en muchas de sus novelas. En «Vita» hablaba de la figura del gran patriarca, posesivo y violento, a través de la historia de sus abuelos, inmigrantes en Nueva York en los primeros años del siglo XX. En «Espera del ángel», en la que se metía en la piel de Tintoretto, nos presentaba a un padre capaz de defender a una hija ilegítima como propia. Ahora, ha querido estudiar esta figura desde la perspectiva del siglo XXI, cuando todos los avances sociales a veces parecen más fenómenos teóricos más que asumidos y reales. «La novela sirve para preguntarse qué significa ser padre y de dónde surge el deseo de serlo, superando los tópicos del vínculo de sangre», afirma Mazzucco.

La novela permite desarrollar con detallismo el intimismo emocional de unos personajes en apariencia a la contra y cómo reaccionan con su lucha por reclamar normalidad. Si en «Limbo», la escritora se atrevía a romper moldes analizando la figura de una mujer y madre soldado, ahora hace lo propio con la paternidad homosexual. «En mis últimas novelas he querido tratar temas tabú, problemas que no tienen eco en los medios e intentar que se empiece a hablar de ellas», dice Mazzucco.

En definitiva, «Eres como eres» es una gran novela de amor y de pérdida, que puede que haya levantado violentas reacciones, pero que no es más que un viaje emocional al corazón de lo que nos hace humanos.