Barberá busca patrocinadores que relancen la actividad de la dársena

Barberá, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Aznar, firmaron la escritura pública del convenio de cesión de la dársena
Barberá, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Aznar, firmaron la escritura pública del convenio de cesión de la dársena

VALENCIA- La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, culpó ayer exclusivamente al anterior Gobierno socialista de la parálisis de la dársena. No era cuestión de dinero, dijo la primera edil, sino de voluntad política, y, a su juicio, la de la entonces ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, dejaba mucho que desear. En contra de esta actuación valoró la «humildad y afecto» que expresó este fin de semana Mariano Rajoy al reconocer todo lo que la Comunitat Valenciana y el PPCV «han hecho por él».

Olvidada la «nefasta actuación» del PSOE, Barberá confía en el futuro y en recuperar la zona de la franja marina para vecinos y turistas. Así que, solventada la sintonía entre las Administraciones, el único problema es económico. El plan de usos de la dársena se hará por fases en la medida que lo permita la entrada de capital y ahí es donde entra la búsqueda de nuevas fórmulas de financiación. Para empezar, el Consistorio, de la mano del Consorcio Valencia 2007, negocia con posibles patrocinadores para recuperar la iluminación del edificio Veles e Vents y sufragar la del canal y otras áreas de interés turístico. La «esponsorización» se perfila, pues, como un modelo que podría extenderse a otros proyectos para la revitalización de la marina. Además, en el plan de impulso se ha sacado a concurso el segundo de los chiringuitos de la zona sur y el tercero lo hará en breve, muy cerca de la base del equipo china de vela y junto a la nueva lonja.

En cuanto a los usos que se les dará a los tinglados 2 y 4, avanzó que se sigue trabajando en ello y, aunque reconoció visitas de los promotores del Mercado de San Miguel de Madrid, señaló que aún no hay nada decidido.

El Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) firmaron ayer ante notario la escritura de pública del convenio de cesión gratuita de los bienes que integran la dársena interior del puerto de la ciudad a favor de la ciudad.

Fue en este encuentro en el que el presidente de la APV, Rafael Aznar, anunció que, antes de que acabe el mes, se pondrán en marcha los dos atraques del nuevo muelle de cruceros. Con estas nuevas infraestructuras se aproximan los atraques de los cruceros al área de disfrute del ciudadano y «configuran una zona de integración entre el puerto y la ciudad más atractiva y eficiente».

Asimismo, admitió que están estudiando la posibilidad de que pequeños cruceros puedan pasar por el interior de la dársena, aunque es una decisión que depende de Capitanía Marítima.