Barberá insta al PSPV a recuperar el liderazgo y dejar radicalismos

La Razón
La RazónLa Razón

Rita Barberá declinó ayer hablar de la posible candidatura a la Alcaldía por la plataforma «Movimiento Ciudadano» del cantante Francisco. Sin embargo, no tuvo reparos para dar consejos a los partidos contra los que se mide en el Consistorio. A su juicio, el PSPV-PSOE debería liderar la oposición. Sin embargo, lejos de este proyecto, los socialistas están haciendo «dejación de su liderazgo para ir de furgón de cola de otros partidos mucho más radicales de la izquierda».

Se preguntó al respecto, por qué en Valencia «machacan» tanto las posibilidades de la capital «cuando están queriendo acercarse a políticas de otros territorios vecinos que sí que las tienen». Una actitud que calificó de «hipócrita y cínica» y que, además, demuestra «una desorientación total».

Según dijo, la oposición tiene «contradicciones tremendas» respecto a los grandes eventos, ya que «no sabe si unirse o no» cuando llega la cita y, posteriormente, los critican, lo que a su entender, indica que está «desnortada».

Con todo, admitió que «se puede haber cometido algún error» en la organización de estos eventos, pero «nadie puede negar» que éstos han llevado a Valencia a «un posicionamiento muy importante en el mundo» y que han sido «capaces de atraer inversores, turistas y movimiento económico».

Criticó al respecto que los socialistas, en otros lugares con diferentes gobiernos, sí han defendido las grandes citas deportivas y en este punto recordó que Barcelona «no quiere soltar la Fórmula Uno» y «ni siquiera quería la alternancia».

Por todo ello, la edil entiende que nadie pueda dudar de lo «beneficioso» que fue para Valencia la celebración de la Copa América de vela, que consiguió para la ciudad un «retorno monumental en páginas, horas de televisión y dinero» y permitió que llegaran otros eventos como «la denostada Fórmula Uno».