Comunidad Valenciana

Bravo convocará cuatro mil plazas y destinará 45 millones al turno de oficio

La consellera de Justicia y Función pública es la primera en explicar sus presupuestos en Corts

La consellera de Justicia y Función pública es la primera en explicar sus presupuestos en Corts

Publicidad

La Conselleria de Justicia y Administración Pública destinará 45 millones de euros a la justicia gratuita en 2019, el doble que al inicio de la legislatura, y 30 millones para mejorar las infraestructuras judiciales, mientras que ejecutará las ofertas de empleo público de 2017-2018, con la convocatoria de 4.000 puestos.

Así lo anunció ayer la consellera Gabriela Bravo, quien inició las comparecencias en Les Corts de los miembros del Gobierno valenciano para explicar los presupuestos de 2019, que en el caso de su departamento ascienden a 364,5 millones de euros, un 15 por ciento más que este año, y representan el 1,6 por ciento del total de la Generalitat.

Bravo se mostrado «satisfecha» con este presupuesto, mientras que la oposición ha considerado que no puede estarlo, porque esta legislatura «se tendría que haber avanzado muchísimo más» y porque si la justicia realmente fuera una «prioridad» para el Consell tendría más peso presupuestario.

La consellera adelantó que destinará 1,2 millones de euros a la creación de nueve unidades comarcales de valoración forense integral, que facilitará los juzgados informes para proteger a las víctimas de la violencia machista y que se sumarán a las tres provinciales que ya existen, y que pondrá en marcha el Portal de justicia abierta, con una partida de 315.000 euros.

Publicidad

Respecto a la función pública, explicó que en 2019 se ejecutarán las convocatorias derivadas de la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2017, en la que se ofertan 2.008 puestos, y la OPE de 2018, que será negociada en las próximas semanas, lo que supone en total la convocatoria de más de 4.000 puestos y la puesta en marcha de cien procesos selectivos.

En materia de memoria democrática, precisó que se han consignado 1,1 millones de euros para la estructura administrativa del nuevo Instituto Valenciano de Memoria Democrática, con sede en Alicante, y que se dotará con 350.000 euros el Banco de ADN para la identificación de las víctimas.

Publicidad

Bravo explicó que se han previsto dos millones de euros para dotar de personal a los dieciséis nuevos juzgados que ha solicitado al Ministerio de Justicia; que se han consignado 715.000 euros para poner en marcha la futura ley de Mediación, con medidas como la creación del Centro de Mediación, y que se destinarán 8 millones de euros para las elecciones autonómicas.

Además, indicó que en 2019 se crearán once oficinas de asistencia a víctimas del delito en los partidos judiciales que carecen de ellas, y que a finales del mes de marzo se trasladará el Tribunal Superior de Justicia a una sede provisional en la calle Historiador Chabás de Valencia.

La Justicia lenta es la «maría del Botánico»

La diputada del PP María José Ferrer afirmó ayer que la justicia es «la maría del Botánico», pues no ocupa «el lugar que merece» en el presupuesto ni este evidencia que sea «una prioridad», y reclamó que se dejen «de rifirrafes» dentro del Consell en materias como la violencia machista y se pongan «a trabajar». El diputado de Ciudadanos Antonio Subiela admitió que la herencia del anterior Consell en esta materia era «pésima», pero opinó que no se ha mejorado mucho, con una justicia caracterizada por la «lentitud».