Claroscuros de la economía valenciana

La mayoría de indicadores son positivos e incluso se sitúan por encima de la media española, pero el déficit y la deuda pública continúan lastrando las cifras de la Comunitat

La previsión de crecimiento del PIB para este año es del 2,9 por ciento en la Comunitat, pero el déficit no alcanza las cifras deseadas
La previsión de crecimiento del PIB para este año es del 2,9 por ciento en la Comunitat, pero el déficit no alcanza las cifras deseadas

Como en casi todo, las cosas no son blancas o negras. Y la situación económica no es una excepción. En el caso de la valenciana existen muchas buenas noticias, aunque otros indicadores son bastante preocupantes. Mientras que por una parte las cifras de turistas o compraventa de vivienda son excelentes, el déficit público no acaba de bajar y las previsiones de cumplimiento son prácticamente nulas.

Empezando con lo positivo, según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) del Instituto Nacional de Estadística, el gasto de los turistas internacionales en la Comunitat durante el pasado mes de abril se situó en los 583 millones de euros, un ascenso del 1,5 por ciento respecto al mismo mes del año anterior. Si se observan los datos del primero cuatrimestre, son aún mejores, puesto que el aumento del gasto fue del 10,8 por ciento, frente al 6,4 de media en el resto del país.

Por lo que respecta al Índice de Producción Industrial (ÍPI), los datos de crecimiento en la Comunitat son también mejores que en España. De enero a abril el aumento en la región fue del 5,8 por ciento, por encima del 3,2 del país.

En la compraventa de viviendas se refleja claramente la mejoría de la economía valenciana. El número de intercambios durante el pasado mes de abril fue de 5.423, lo que representa un incremento del 46,6 por ciento en términos interanuales, muy por encima del 29 por ciento de aumento en el resto del país. La región se sitúa como la primera en compraventa de viviendas registradas por cada 100.000 habitantes, con 138 transacciones frente a las 96 del conjunto de España.

Sin embargo, la subida del precio de los inmuebles es mayor en España. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) durante el primer trimestre, el Índice de Precios de la Vivienda mostró un ascenso tanto en la Comunitat como en el conjunto del país; en el primer caso fue del 5,1 por ciento, frente al 6,3 para toda España.

Ahora bien, en materia de creación de empresas la Comunitat va por detrás del resto de regiones. La Estadística de Sociedades Mercantiles publicada hace unos días muestra que el número de sociedades mercantiles constituidas en la Comunitat en abril aumentó un 1,5 por ciento respecto al mes anterior mientras que en España lo hizo en un 14,8 por ciento. Por otro lado, el número de empresas disueltas aumentó un 51 por ciento en tasa interanual en la región, muy por encima del escaso 6,5 por ciento nacional.

Y hasta aquí las buenas noticias. Lo malo empieza cuando se observan los datos de la Administración pública. Hasta finales del pasado mes de marzo el déficit (exceso de gasto) de la Generalitat valenciana fue de 191 millones de euros, lo que supone un aumento de 107 respecto al mismo periodo del año anterior. En términos de PIB corresponde a un 0,18 por ciento frente al 0,08 por ciento del año pasado.

Además, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), la probabilidad de que la Comunitat no cumpla el objetivo de déficit del 0,7 por ciento establecido para este año es muy elevada. La Comunitat, de hecho, está dentro de las seis comunidades autónomas con más probabilidad de incumplir el déficit. El resto son: Murcia, Catalunya, Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha.

Según las estimaciones del Centro de Predicción Económica (Ceprede) el PIB de la Comunitat en el primer trimestre del año creció un 3,9 por ciento en tasa anual, mientras que para toda España la estimación es del 3,1 por ciento. En cuanto a la previsión para el acumulado de 2016, es del 2,9 por ciento para la Comunitat u del 2,7 para España.