El Consell preparaba el cambio de uniformidad de todos los policías

El escándalo por la adjudicación de los uniformes de Torrent y su investigación judicial pueden dar al traste con los planes de la Generalitat

La consellera Bravo reconoció las irregularidades pero eludió responsabilidades al decir que consultaron tarde
La consellera Bravo reconoció las irregularidades pero eludió responsabilidades al decir que consultaron tarde

La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta ante las Emergencias está estudiando algunos cambios en el decreto de uniformidad actualmente en vigor, y que regula la indumentaria de los agentes de la Policía Local de todos los municipios de la Comunitat Valenciana.

Se da la circunstancia de que en el borrador del nuevo reglamento de uniformidad se incluían también los cambios de color de algunas prendas. Nuevos colores, concretamente el azul celeste, que se incluyeron en el pliego de condiciones para la renovación de la uniformidad de los agentes de Torrent y cuya adjudicación a la empresa que casualmente incluía esos colores en su oferta, está siendo investigada por un Juzgado de Lo Penal.

Ni la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ni el director general de Emergencias, José María Ángel, han admitido aún que se estuviera estudiando dicho cambio. De hecho, la consellera Bravo eludió la respuesta cuando fue interpelada en pleno de Corts por la diputada «popular» Verónica Marcos. El director general tampoco ha contestado todavía al requerimiento que el PP le ha formulado en ese sentido.

El concurso para renovar la uniformidad de los agentes locales de Torrent costó 205.000 euros y se adjudicó a la empresa «más cara», según denunció en su día el portavoz del PP en el Consistorio Ignacio Carratalá.

Todo el proceso estuvo plagado de polémica. Dos empresas que pretendían concursar -una de ellas, el mismísimo El Corte Inglés- advirtieron tanto a la Generalitat como al Ayuntamiento de Torrent que el azul celeste que pretendía incluir en los anoraks no estaba incluido en el decreto de uniformidad de la Generalitat.

Ni el Ayuntamiento ni la Generalitat hicieron caso de la advertencia. El Corte Inglés decidió no concursar. También el sindicato Comisiones Obreras advirtió de la irregularidad con el mismo resultado.

Finalmente la denuncia del PP ante la Fiscalía y la posterior apertura de una investigación penal ordenada por el juez, han llevado al Ayuntamiento a devolver las prendas, y a la empresa adjudicataria a admitir la devolución de un encargo de 205.000 euros sin reclamar compensación alguna.

Los Ayuntamientos de Requena y de Paterna que también proyectaban renovar los uniformes y que querían utilizar el celeste, retiraron sus concursos ante la polémica suscitada.

Según ha podido averiguar LA RAZÓN, la Generalitat trabajaba ya en un cambio del decreto que supondría el cambio de color y la inclusión del azul celeste en los uniformes de todos los Cuerpos policiales locales de la Comunitat. Este cambio podría beneficiar, al menos en un primer momento, a aquellas empresas que incluyeran dicho color en su catálogo de ofertas.

El PP ha pedido al presidente de la Generalitat que tome cartas en el asunto «porque algo parece que huele mal». La diputada Verónica Marcos ha solicitado también la comparecencia ante la Comisión de Gobernación del alcalde de Torrent, Jesús Ros, y del director de Emergencia, José María Ángel. El PP pretende saber también si el Ayuntamiento de Torrent, o la empresa adjudicataria, tenían información privilegiada.