El Consell, seguro de que recibirá dinero extra, no tiene plan B para cubrir el déficit

La Razón
La RazónLa Razón

VALENCIA- Tan seguro está el Gobierno valenciano de que el Ejecutivo de Rajoy no les dejará en la estacada que ni siquiera han pensado en la necesidad de poner en marcha un «plan B» para hacer frente a los 1.500 millones que necesita este año para pagar gastos de educación, sanidad y bienestar social. El vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, volvió a ser muy optimista con este asunto y aseguró que el nuevo modelo de financiación contemplará una solución que permitirá cubrir esta cantidad.

Además, Císcar quiso restar premura a la petición de 1.500 millones realizada por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en su primera comparecencia del año y aseguró que a día de hoy no tienen problemas de tesorería, estos llegan a final de año, cuando ya han gastado las trasferencias recibidas.

Se refirió también a la reedición del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). El Gobierno ha concedido a la Generalitat 2.186 millones que servirán para asumir el déficit autorizado, los vencimientos de deuda con los bancos extranjeros y la liquidación negativa de años anteriores. Sin embargo, confirmó que el Ejecutivo central mantiene la negativa a poner en marcha un nuevo plan de pago a proveedores.

Este mecanismo ha permitido saldar parte de las deudas que la Generalitat mantenía, pero el contador no está a cero. Por este motivo, el Gobierno valenciano confía en que finalmente el Ministerio de Hacienda articule un plan similar para saldar los pagos que aún quedan pendientes de años anteriores. El Gobierno central no se ha pronunciado todavía sobre este asunto.

Por otra parte, el vicepresidente se refirió a la situación legal del dueño de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, quien ha dimitido como director del consejo de administración de la empresa que gestiona la Fórmula 1 tras conocerse que será juzgado por soborno.

Aseguró que el escenario para la Generalitat valenciana no ha cambiado, que el Gran Premio no se celebrará en Valencia y que aunque no haya acuerdo alguno firmado, el hecho de que el calendario no contemplase la prueba en el «cap i casal» es un motivo jurídico tan fuerte como cualquier contrato. Dijo no estar preocupado por este asunto porque tiene claro que no deben pagar nada.