El PP usará el caso de Alicante para demostrar la ineficiencia de los gobiernos tripartitos

Bonig confía en que sirva de ejemplo para los ciudadanos y Barcala organiza su Gobierno con solo ocho concejales

La presidenta del PP, Isabel Bonig, se reunió ayer en Alicante con el nuevo alcalde, Luis Barcala. Al encuentro, acudió la plana mayor del PPCV. El presidente del PP de Alicante, José Císcar no faltó a la cita. Todo fueron felicitaciones y abrazos
La presidenta del PP, Isabel Bonig, se reunió ayer en Alicante con el nuevo alcalde, Luis Barcala. Al encuentro, acudió la plana mayor del PPCV. El presidente del PP de Alicante, José Císcar no faltó a la cita. Todo fueron felicitaciones y abrazos

Bonig confía en que sirva de ejemplo para los ciudadanos y Barcala organiza su Gobierno con solo ocho concejales

Los populares están en racha. La recuperación del Gobierno de una capital tan importante como Alicante les ha aportado la clave que les faltaba a su discurso, «los Gobiernos tripartitos no funcionan». El complemento perfecto después de haber logrado en las últimas semanas que la investigación judicial abierta sobre la financiación del PSPV y del Bloc haya sembrado la duda de la corrupción sobre ambas formaciones.

Ayer todo fueron felicitaciones. La presidenta del PP, Isabel Bonig, presumía de haber recibido la llamada del presidente Mariano Rajoy para trasladarle la enhorabuena. «Está contento y satisfecho y me trasladó que el Gobierno de España va a estar al lado de Alicante y los alicantinos. Tendremos presencia e implicación».

Incidió en la importancia de recuperar este bastión popular, «no solo por lo que significa a nivel político, sino también por el mensaje que lanzamos a la ciudadanía» y aseguró que en Alicante se han producido tres años de parálisis total debido al Gobierno tripartito. «No han sido capaces de presentar un proyecto político porque no lo tienen y no saben gestionar».

Reconoció el trabajo realizado por Barcala de quien destacó su lucha constante por los alicantinos y alabó el hecho de que abriese la mano a Ciudadanos a entrar en el Gobierno.

La líder popular se reunió con el nuevo alcalde de Alicante, Luis Barcala que firmó ayer el decreto de reparto de competencias del nuevo Ejecutivo local que gobierna con ocho concejales.

La negativa de Ciudadanos a participar en la gestión de la ciudad le ha obligado a repartir todas las competencias solo entre los diputados populares. Como hizo su antecesor, Gabriel Echávarri, se ha asignado las áreas de Presidencia y de Asesoría Jurídica, según informa Efe.

La vicealcaldesa será Mari Ángeles Goitia, quien también llevará un «gran área social» con Acción Social, Cooperación, Igualdad, Participación Ciudadana y Partidas Rurales, mientras que Mari Carmen de España será la portavoz municipal y concejal de Urbanismo, Vivienda, Turismo, Educación y Plaza de Toros.

El portavoz adjunto será Israel Cortés, a lo que suma Infraestructuras, Mantenimiento, Medio Ambiente, Limpieza, Atención Urbana, Parques y Juventud, y Carlos Castillo añadirá a la portavocía del PP en la Diputación Provincial las áreas municipales de Economía y Hacienda y la Agencia Local de Desarrollo.

José Ramón González será el concejal de Recursos Humanos, Seguridad, Transporte y Fiestas; María Dolores Padilla de Cultura, Memoria Histórica, Contratación y Proyectos; y Marisa Gayo será la responsable de Sanidad, Consumo y Comercio.

Barcala dijo ser consciente de que solo le queda un año para demostrar cuál es su capacidad de gestión, por lo que aseguró que los concejales ya se han puesto a trabajar.

Anunció que una de sus prioridades es solucionar el problema con la contrata de basuras. También se ha marcado como reto favorecer la llegada de empresas a la ciudad y lograr que el Ministerio de Hacienda flexibilice el plan de ajuste para ampliar determinadas plantillas como la Policía de barrio. «No se me va a olvidar nunca que vamos contra reloj. No estaremos parados ni un solo día».

CLAVES

La lista más votada

Tras la dimisión del ex alcalde socialista de Alicante, Gabriel Echávarri, por su doble imputación, se celebró un pleno de investidura en el que la alcaldable socialista, Eva Montesinos, no logró los 15 votos que necesitaba. Una ex edil de Podemos, Nerea Belmonte, se abstuvo. Sin la mayoría requerida, la lista más votada (el PP) es la que se queda con la Alcaldía.

Gobierno en minoría.

El PP tendrá que dirigir el Consistorio con ocho de los 29 ediles que lo conforman. En los últimos seis meses, el PSPV estuvo gobernando con seis ediles. Compromís y Guanyar Alacant abandonaron el Gobierno después de las imputaciones de Echávarri. Exigieron su dimisión para mantener el apoyo al PSPV