Fabra reivindica las ideas del PP frente a los partidos que no conocen la Comunidad

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente del PPCV, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente del PPCV, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

El candidato del PP a mantener la Presidencia de la Generalitat, Alberto Fabra, ha reivindicado hoy las ideas que defiende este partido, frente un "conglomerado"de formaciones que "todavía no saben qué es la Comunitat Valenciana"y a los que une "tirar a toda costa al PP".

Así lo ha asegurado Fabra durante su presentación oficial como candidato popular a mantener el cargo, en un acto celebrado en el monasterio de San Miguel de los Reyes de Valencia, en el que ha estado arropado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría.

"Nos enfrentamos a un conglomerado de partidos. Once partidos de izquierda apelotonados en el camarote de los hermanos Marx, pero no de Groucho sino de Carlos", ha advertido Fabra, quien ha manifestado que el PP no puede permitir que esta gente gobierne porque, a su juicio, "si ganan irán a saco".

Por ello, ha instado a responsables del partido, militantes y simpatizantes a que en todos mítines y encuentros con la gente repitan que "lo que tenemos enfrente es más preocupante que nunca. Preocupante por separado, pero más si los juntamos".

Al respecto, ha indicado que el PSPV-PSOE "lleva 20 años metido en una rotonda"; Compromís ha tardado nueve meses en decidir la manera de elegir candidata; de Podemos "solo sabemos que representa a Monedero y Venezuela", y EU representa "la hoz y el martillo, a los comunistas de toda la vida".

"Necesitamos más que nunca un PP fuerte que siga gobernando", ha reivindicado el también presidente del PPCV, quien ha asegurado que en este proyecto "caben todos los que quieran seguir defendiendo por encima de todo los intereses de los valencianos", a quienes ha abierto "las puertas"del partido.

Tras hacer un esbozo de algunas de las medidas incluidas en su programa electoral, Fabra ha reivindicado su defensa de una "forma distinta de hace política, apostando por la ejemplaridad y eliminado privilegios a los políticos", un camino por el que ha asegurado que seguirá apostando.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno ha defendido el programa electoral del PP, que ha calificado de "centro y reformista", frente a los "radicales o residuales"que están presentado otros partidos políticos de cara a los comicios del 24 de mayo.

Ha destacado que se abre "un tiempo de esperanza y recuperación"y ha reprochado que algunos no se hayan enterado y otros no quieran que esa recuperación "llegue a quienes todavía les falta", pero ha destacado que el PP trabaja "por y para todos".

Por ello, ha considerado necesario que los ciudadanos apoyen a un partido con experiencia que pueda "seguir reformado España y renovándose a sí mismo", y no se dejen llevar "por revoluciones ni involuciones"ni voten "a alguien que no saben por dónde va a salir".

Saenz de Santamaría ha manifestado en los últimos años se ha puesto de manifiesto que hay dos formas de gobernar: ahondando en la crisis por "no dar la cara"o no decir la verdad, o hacer reformas y llevar al país al crecimiento y al empleo, y ha afirmado que eso es lo que está encima de la mesa en estas elecciones.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien ha mostrado su apoyo a Fabra, ha defendido que "no hay voto más útil que confiar en el PP", pues la Comunitat Valenciana no se puede dejar "a una amalgama de voceros que generan desconfianza e inseguridad"y que "interpretan la ley a su antojo".

El presidente provincial del PP, Alfonso Rus, ha centrado la mayor parte de su intervención en recordar al Gobierno la infrafinanciación que padece la Comunitat Valenciana, una región que, según ha remarcado, "dio mucho al PP para que pueda estar gobernando".

La vicepresidenta ha asegurado que durante la próxima legislatura se abordará la reforma del sistema de financiación pues los ingresos crecen y la recaudación mejora y "es tiempo de ver cómo pagamos los servicios públicos que nos merecemos todos"y la forma de hacerlo de manera igualitaria.