La Policía Local de Valencia ya tiene historia y la plasma en un museo

Barberá y Miquel Domínguez inauguraron ayer el Museo

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, acompañada por el edil de Policía, Miguel Domínguez, inauguraron ayer el pequeño museo de la Policía Local de Valencia, que, eso sí, recoge testimonios de lo ue ha sido su evolución en tres siglos de historia.

La alcaldesa, amiga de tales anécdotas, contó cómo en 1937 se tuvo que deshacer el Cuerpo de Caballería de la Policía Municipal porque no tenían comida para dar de comer a los caballos, y que en los primeros años 40 se llegó a constituir. Y de la lucha intensa durante décadas con las emisoras móviles para que los agentes estuvieran en todo momento en contacto con la central de la Policía, algo que se consiguió hace tan solo unos años con la tecnología digital.

El nuevo museo recoge la historia de la Policía Local de Valencia desde su creación en 1872 con un paseo por los principales acontecimientos que han marcado a este servicio municipal a través de fotografías, vehículos, uniformes, armas y otros elementos que le han caracterizado.

Este espacio museístico, ubicado en la Central de Policía, reúne también una colección de vehículos antiguos, única entre las policías europeas, de distintas épocas, como el primer automóvil y una de las primeras motocicletas que utilizó este colectivo.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, manifestó ayer que este museo «está vivo» y que la mayoría de los vehículos históricos funcionan, y destacó que la muestra recoge también elementos propios, como armas, e indumentaria de cada época y numerosas donaciones de los miembros de la plantilla.

«Un recorrido por el tiempo, en el que la policía ha cumplido sus cometidos y contribuido a la seguridad», señaló la alcaldesa

Barberá se refirió también a la incorporación «tímida» de la mujer en 1981.

En el museo hay imágenes de la participación de la Policía Local en actos protocolarios e institucionales, y¡sí como de «momentos históricos» como la creación de la Policía de barrio.

Actualmente, el Cuerpo de la policía municipal dispone de 1.700 agentes, y se ha convertido en un servicio de «referencia» con la incorporación de nuevas tecnologías que han permitido el ahorro en papel y horas de hasta 80.000 euros al año. Los grupos especializados de este servicio dan también respuesta a las nuevas situaciones, especificó.