Las mayores estrellas de la danza, en apoyo a los familiares de Alzheimer

Polina Semionova y Marianela Núñez encabezaron la sexta edición de la Gala Valencia Somos Arte, organizada por la Fundación Hortensia Herrero

La expectación era máxima por el retorno de Marianela Núñez –acompañada por su habitual partenaire, Vadim Muntagirov- tras su exhibición del pasado año, y por la primera participación en el evento de Polina Semionova
La expectación era máxima por el retorno de Marianela Núñez –acompañada por su habitual partenaire, Vadim Muntagirov- tras su exhibición del pasado año, y por la primera participación en el evento de Polina Semionova

Polina Semionova y Marianela Núñez encabezaron la sexta edición de la Gala Valencia Somos Arte, organizada por la Fundación Hortensia Herrero

El Palau de Les Arts Reina Sofía de València acogió recientemente la sexta edición de la Gala Valencia Somos Arte, nacida de la suma de fuerzas entre la Asociación de Danza y Arte del Mediterráneo y la Fundación Hortensia Herrero.

Con el aforo completo desde una semana antes del «show», la expectación era máxima por el retorno de Marianela Núñez –acompañada por su habitual partenaire, Vadim Muntagirov- tras su exhibición del pasado año, y por la primera participación en el evento de Polina Semionova.

El duelo artístico entre ambas estrellas no defraudó a los 1.400 espectadores que abarrotaron el patio de butacas del emblemático teatro. Bajo la dirección artística de Gema Casino Penalba –y con Fabrice Edelmann y José Carlos Blanco, en la coordinación-, el espectáculo congregó a once figuras de talla internacional, pertenecientes a prestigiosas compañías como The Royal Ballet de Londres, La Scala de Milán o el Staatsballett de Berlin, entre otras.

Comenzó la velada con los primeros bailarines del Royal Ballet Marianela Núñez y Vadim Muntagirov, distinguido con el premio Benois de la Danse 2019 –considerado el «oscar» del «ballet»-, quienes escogieron un paso a dos de «La Bayadère» (1877), con coreografía de Marius Petipa, sobre música de Ludwig Minkus.

Reforzar la apuesta por la música en directo fue una de las principales novedades de esta edición. Acompañada por un cuarteto de cuerda, la pareja formada por la primera figura de la Compañía Nacional de Danza Alessandro Riga y la primera bailarina de la Ópera de Roma Susanna Salvi ofreció un conmovedor extracto de «Consequence» (2012).

El broche de oro vino de la mano de Marianela Núñez y Vadim Muntagirov, quienes optaron por un espectacular paso a dos de «Don Quijote» (1869), coreografiado por Marius Petipa y sobre música de Minkus.