Montoro anuncia el pago de casi 3.000 millones a la Comunitat

Culpa al Consell del retraso en la llegada del FLA y la financiación, por no presentar el plan de ajustes ni las facturas «en tiempo y forma»

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer durante su reunión con dirigentes del PP de la Comunitat y organizaciones empresariales valencianas
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer durante su reunión con dirigentes del PP de la Comunitat y organizaciones empresariales valencianas

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, vino ayer a Valencia cargado de buenas noticias. Tras mantener un encuentro con las organizaciones empresariales de la Comunitat y la dirección del PPCV, el ministro anunció la llegada de 1.818 millones de euros para la Comunitat procedentes del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). De esa cantidad, 991,2 se pagarán hoy mismo a los proveedores, y otros 448 se irán abonando a lo largo de las próximas semanas, a medida que se presenten las facturas.

Aparte de esta suculenta cantidad, Montoro trasladó también que en julio se devengarán los 952 millones de euros que le corresponden a la Comunitat en concepto de financiación autonómica, una cifra a la que se sumará más dinero puesto que existen 747 millones de euros extra para todas las autonomías surgidos al revisar la liquidación del impuesto sobre la renta de 2014. En total, 2.770 millones de euros que llegan como «agua de mayo» a las arcas valencianas.

Precisamente el pasado martes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pedía el adelante de 450 millones de euros para poder hacer frente a los pagos con proveedores. Sobre este asunto el ministro fue tajante: no existe un trato discriminatorio con la Comunitat Valenciana, ni diferente al prestado al anterior Consell del Partido Popular.

«Que dejen de hacerse las víctimas», dijo Montoro, quien explicó que si el dinero no ha llegado antes ha sido porque la Generalitat valenciana no ha presentado el plan de ajustes ni las facturas a pagar «en tiempo y forma».

«Que dejen de quejarse y gestionen más», dijo el ministro, quien en su agenda de ayer en Valencia no incluyó ninguna reunión con el presidente de la Generalitat, quien sí la había solicitado, según explicó Puig.

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, tardó poco en responder a Montoro. Según Soler, es falso que la Generalitat no haya cumplido con los plazos, puesto que las facturas de proveedores estaban presentadas desde el día 10. Añadió que el FLA se ha retrasado por la «pelea» del plan de ajuste, ya que el Ministerio «exigía un recorte de 1.300 millones y se logró dejar en 78». «Además, luego plantearon continuas exigencias. Cuando se cerraba un tema, abrían otro, y así sucesivamente», añadieron desde la Conselleria.

Programa electoral

Durante su encuentro con los empresarios, Montoro aseguró que el proyecto del PP es crear empleo, dos millones de puestos de trabajo en la próxima legislatura, lo que significará que a finales de ese periodo en la Comunitat habrá un número de ocupados «muy parecido» al de antes de la crisis en 2007.

Además, con esa creación de empleo la tasa de paro podría reducirse y situarse en una media del 8-9 por ciento, según el ministro, quien explicó las medidas fiscales que adoptará si repite en el gobierno. Sobre la Comunitat Valenciana, aseguró que sigue siendo uno de los motores de la recuperación económica, después de que su crecimiento económico comenzara en 2014.

Preguntado por las reivindicaciones expresadas por los empresarios valencianos, el ministro dijo que estuvieron hablando de las infraestructuras fundamentales para la Comunitat Valenciana y para España. «Vengo a recibir opiniones y críticas. Para mí es muy útil conocer las demandas reales».

Sobre si se comprometió a poner en marcha alguna de ellas, Montoro recordó que hay convocadas unas elecciones generales, y agregó que es el PP de la región el que tiene que marcar al Gobierno las prioridades.