Preocupación en el psoe

Puig deberá luchar en favor de susana para eludir futuras turbulencias que hoy desconoce

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Puig deberá luchar en favor de susana para eludir futuras turbulencias que hoy desconoce

Susana Díaz contra Pedro Sánchez, una confrontación en la que nuestra Comunitat, en concreto Burjassot, adquirió especial relevancia al ser elegida por el segundo como escenario de contraprogramación a la presentación en Madrid de Susana Díaz en plan estrella para dirigir el PSOE, realizado además con espectacular parafernalia.

A nadie sorprendió que la sultana andaluza abarrotara la sede de Ifema, arropada por el aparato y los prebostes socialistas: Felipe, ZP, Guerra, Puig, González Page, Lambán, Madina etc, etc, etc.

El susto para todos ellos es el «no hay billetes» de Pedro Sánchez en el pabellón de Burjassot, donde la edad media y el número de nóminas institucionales eran sensiblemente inferiores a los de la feria madrileña.

¿Qué sucederá? Unos dicen que Susana no hubiera saltado a la palestra si las cuentas no le salieran, que el apoyo de los barones será fundamental a la hora de movilizar sus huestes en su favor, que el triunfo, en definitiva, aparece decantado hacia su lado.

Otros, sin embargo, tienen instalada la preocupación en el cuerpo al comprobar cómo han llegado tiempos de rebelión contra los «regímenes establecidos» en los partidos: Francia, Estados Unidos, Inglaterra, hasta el PP. Por si faltara algo, el PSOE sabe de estos malos tragos. Si no, que se lo pregunten, a Almunia, Bono e incluso a Felipe en 1979 cuando le rechazaron la retirada del marxismo.

Nuestro presidente Puig juega en el equipo de Susana, por quien tendrá que luchar para eliminar futuras turbulencias que hoy ni conoce ni le afectan. Así es la vida.